Around the Tour

Que tu grupo favorito salga de gira puede ser más o menos excitante según cómo se mire, pero si lo hace después de 25 años y metiéndose entre pecho y espalda mas de 110 conciertos la cosa asusta. Este es sólo uno de los datos del último Tour de REM que con una edad más que respetable parece que se resisten a que los entierren antes de tiempo tras su irregular último disco. Para tan largo viaje han vuelto a contar con la colaboracion de Ken Stringfellow, Scott McCaughey y Bill Rieflin con los que llevan girando desde hace varios años y con los que se entienden a la perfección.

En mi opinión ha sido una gira correcta, quizás el exceso de conciertos le ha restado la magia de otros Tours más breves pero más intensos. Y no es que dude de la capacidad de sacrificio del grupo pero, siendo realistas, uno no puede salir de gira como lo hacia con hace 20 años, primero porque las fuerzas no acompañan y segundo porque se da la circunstancia de que se puede caer en el error de hacer conciertos como clichés.

El Tour en sí ha tenido 4 partes bien diferenciadas, una primera parte en territorio yankee con 31 conciertos, una segunda en Europa con 34, una tercera en Africa y Australia de 12 conciertos y un regreso al viejo continente para rematar la faena con otros 30 conciertos lo que ha originado que por primera vez en su historia el Tour europeo tenga más conciertos (más del doble) que el americano. ¿Cambio de tendencia? pues habrá que ver qué pasa en posteriores giras pero el hecho de que en este momento REM sea más popular lejos de su casa me parece un tema a tener en cuenta.

Una de las razones de este auge de conciertos europeos ha sido la inclusión por primera vez de destinos un tanto "exóticos" como Eslovenia, Croacia, Hungria, Letonia, Rusia (finalmente cancelado por la nieve) o Estonia. Además el grupo ha seguido con la política de mezclar conciertos en grandes festivales (Werchter o Glastonbury) en grandes capitales (Paris, Londres, Milán, Madrid, Berlín...) y otros destinos a priori menos atractivos en los que seguramente no hubieran ganado tanto dinero ni hubiera ido tanta gente pero que quizás por el mero hecho de que les apetecia tocar allí ha hecho que se dejaran ver por Antwerp, Hull, Hoersens, St Gallen, Stavanger o Torrevieja.

En España hemos tenido la suerte de disfrutar de 6 conciertos, todo un record. Un regalo después del fiasco del Tour de 2003 donde unos incompetentes nos dejaron a los españoles con un palmo de narices. A pesar de esta gran cantidad de conciertos, quien haya repetido en alguno de ellos habrá podido observar lo que decía un poco más arriba, que los setlists se repetían con demasiada frecuencia, sobre todo entre los conciertos de Enero (Madrid y Barcelona) y los de Mayo (Granada, Torrevieja, Zaragoza y Gijón). Quien haya ido a un sólo concierto en ambas fechas seguramente habrá aprovechado mejor su dinero ya que en Mayo hemos tenido la suerte de ver temas jamás tocados como Leave y otros recuperados después de más de 10 años como Me In Honey que, tras pasar por nuestro país, han desaparecido de conciertos posteriores.

En cuanto a los temas tocados han sido bastantes más de los que se puede pensar, unos 80 diferentes, algo nada habitual en los tiempos que corren, ni siquiera entre otros grupos con repertorio más que sobrado para hacerlo. El problema que veo yo es que hay temas muy poco habituales que solamente han tocado 1 sola vez por lo que esa cifra de 80 temas puede llevar a un pequeño error perceptivo. Canciones como Swan Swan H, Radio Free Europe o E-Bow the Letter hubieran subido muchos enteros la media de los conciertos si se hubieran tocado más que en la única ocasión que se han podido escuchar en lugar de otros temas más habituales y con menos "carisma". Por cierto que una de las grandes sacrificadas ha sido It's the End of the World as We Know It tocada sólamente el dia después de que
Bush ganara las elecciones.

En lo que se refiere al cuerpo principal de los conciertos se ha basado en los hits más conocidos como son Losing My Religion, Man on the Moon, la debutante Leaving New York, The One I Love, Animal y una canción nueva llamada
I'm Gonna DJ.  que incluirán en su nuevo disco que verá la luz posiblemente en 2007. Tras estas canciones fijas, hay otras que han estado presente practicamente en la mayoria de los conciertos como pueden ser Imitation of Life, What's the Frequency Kenneth?, Final Straw, I Wanted to Be Wrong o The Outsiders (donde Michael rapeaba la parte de Q-Tip) Es curioso ver temas del último disco con tan poco "hit" tocados el doble de veces que sus propios singles (Aftermath y Electron Blue) si bien otro de los grandes titulares del Tour ha sido que han tocado todos los temas del Around the Sun cosa que tampoco hacian desde hacía 10 años.

En resumidas cuentas, después de este baile de cifras y nombres, la conclusión es bastante clara: un Tour de REM siempre va a estar por encima de la media general aceptada del resto de compañeros de profesión pero en esta ocasión, quizás por algunos temas secundarios, la cantidad de "perlas" a los que nos han tenido acostumbrados en los últimos tiempos ha descendido hasta el punto de que podiamos adivinar sin temor a equivocarnos los gestos, frases, temas y gags que ibamos a ver en cada parte del concierto, lo cual no es excesivamente malo, tan sólo si eres un perturbado que va a mas de 10 conciertos en una gira pero que es algo que por ejemplo en la gira de 2003 no hicieron y que a mi en particular me ha apenado que no continuaran.

Otro dia hablaremos de los mejores y peores conciertos del Tour.... ¿alguna sugerencia? ;)

Enlaces (continuación):
Around the Tour (II)