Spain is Different (II)

Decíamos ayer en la primera parte de este artículo, que REM vino a España por primera vez en 1991 aunque no hizo ningún concierto, como en la mayoría de países donde tan sólo estuvieron de promoción. Los años venideros sirvieron para engrandecer aún más la popularidad del grupo aquí y en el resto del mundo en general, por lo que no es de extrañar que en cuanto tuvieron la oportunidad de volver a poner en marcha un nuevo Tour mundial tuvieran en cuenta a nuestro país con la inclusión de 5 fechas en lo que ha sido hasta el momento el Tour más largo de su historia y que a la postre, sería la única vez que los españoles tendrían la ocasión de ver al cuarteto de Athens en directo.

Para tal ocasión, como ya he dicho antes, REM había previsto visitarnos en Febrero y en Julio de 1995 para presentar su nuevo disco, Monster. A principios de año, además, sería el comienzo del Tour en Europa, cosa que, por localización geográfica, se ha mantenido siempre que nuestro país ha sido incluido en alguna de sus giras. Las ciudades afortunadas fueron San Sebastián (15 Febrero), Madrid (17 Febrero) y Barcelona (18 Febrero), donde el público tuvo también ocasión de ver a Grant Lee Buffalo de teloneros presentando uno de sus mejores trabajos, el Mighty Joe Moon.

El primero de los conciertos se celebró en el antiguo velódromo de Anoeta, y el destino quiso que se convirtiera en un concierto para recordar por varios motivos. El principal fue porque supuso el bautizo de Departure, una nueva canción que Michael habia escrito en el interminable vuelo desde Singapur y en cuya letra, se podia apreciar claramente las palabras "San Sebastian". Además el concierto fue grabado, como podeis observar en la portada que adjunto aquí al lado, por algún aficionado que luego se lucró de lo lindo vendiéndolo a 5000 pesetas de las de entonces. Quién sabe si es a él a quien Stipe dedicó su célebre "Fóllame gatito" con el que se pintarrajeó la mano. El caso es que el público pudo disfrutar de todo esto y mucho más, del estreno de nuevas canciones como Revolution que incluyeron años más tarde en la BSO de la película Batman & Robin o de la posibilidad de escuchar Let Me In, inédita en giras posteriores

Para el siguiente concierto,  y realmente casi en el resto de la gira, no variaron mucho el setlist. Los afortunados que abarrotaron el antiguo Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid pudieron escuchar, además del clásico repertorio, una atípica Near Wild Heaven con un elegante Mike Mills al micrófono o también de una versión de Wicked Game de Chris Isaak cuyos gorgoritos eran imitados por Michael a la perfección. Dicen las crónicas que a pesar del invierno, allí dentro el calor era intenso, lo cual explica bastante bien por qué Stipe se quitó tan pronto el abrigo de pieles con el que salía al escenario.

En Barcelona, el ambiente era muy parecido, con la referencia de los 2 conciertos anteriores y con un 
emplazamiento bastante parecido al de Madrid. Los catalanes fueron los últimos en disfrutar de la bola setentera que aparecía entre tinieblas cuando tocaban Tongue y de la visita sorpresa de Billy Bragg, amigo personal de la banda, que salió en los bises a entregarles su tercer Britt Award como mejor grupo internacional del año anterior según la prensa británica. Tras esto se marcharon a Francia a continuar con el Tour con la promesa de volver en verano a las 2 últimas fechas que tenian contratadas con los promotores/estafadores del Doctor Music, en Zaragoza y en Madrid.

Un mes y medio después, en el fatídico concierto de Lausanne, Suiza, Bill Berry sufrió un aneurisma cerebral y la gira se suspendió indefinidamente dejando todas las fechas en el aire. Tras dos meses y medio de parón, el grupo reaparece en USA con Bill en la batería y las fechas canceladas son reubicadas en el apretado calendario que les quedaba. Todo iba bien hasta que, a falta de
una semana  para que REM volviera a España, Mike Mills sufrió un ataque de apendicitis lo que obligó a cancelar, de nuevo, 6 conciertos entre los que se encontraban Zaragoza y Madrid que se unían a la lista formada por Lisboa, Wurzburg y Utrech donde iban a dar 2 conciertos y a cuyo público ya se encargaron de compensar en el Tour de 2003.

De manera que, finalmente, sólo fueron los 3 primeros conciertos que he comentado en los que el público español pudo saciar sus ansias de directos. Lo que no sabián era la larga espera que les quedaba hasta que el grupo se decidiera a salir de nuevo de gira, esta vez como trío.

Pero eso lo contaremos otro día.