Tanzplagen, The Lost Single

Espero que nadie piense que lo de REM fue conocerse, quedar para tocar y enseguida darse cuenta que eran buenísimos para empezar a componer buenas canciones como churros. La fase pre-rem en la cual cada uno tenía su(s) propio(s) grupo(s) me parece realmente fascinante y llena de claroscuros. Afortunadamente se conservan bastantes cosas de esa época debido fundamentalmente a la coyuntura que había montada por Athens a principio de los ochenta que daba todo tipo de facilidades a los grupos que estaban empezando.

Uno de esos grupos fue Tanzplagen, el primer grupo "serio" de Michael Stipe al que acompañaban su hermana Lynda, David Pierce y William Lee Self. El experimento quedó registrado para la posteridad en un vinilo de 7' publicado en 1981 por Strange Ways Records (EFA 11056-10) con los únicos dos temas que llegaron a grabar: Treason y Meeting. Posteriormente, en 1991, se editó una tirada de CDs al que se sumaban 3 temas grabados en directo en el 40 Watt Club de Athens; la segunda canción del single más otras dos tituladas Living by the Neck y Peter Pan donde colaboraron Linda Hopper y Neil McArthur.

A mi gusto, lo mejor que le puede pasar a un grupo es tener la libertad para experimentar, función que Tanzplagen aprovechó a la perfección. Alejado del concepto de la típica banda universitaria de Athens, sus guitarras sórdidas y los gritos ahogados de Lynda Stipe te envolvían como la banda sonora de un mal sueño del que despiertas sudando con el corazón en un puño. En directo, los temas poco o nada se parecían a las versiones de estudio, alargando las partes instrumentales hasta el infinito en un bucle de paranoia que seguramente hizo salirse del bar a más de uno.

Lo más seguro es que los integrantes del grupo lo recuerden como un pasatiempo veraniego bastante agradable. Amigos que se reunieron unos meses, ensayaron, grabaron un disco y dieron un puñado de conciertos a sus paisanos con pagos en cerveza y que luego continuaron sus caminos en otras bandas. El sueño que cualquier melómano le gustaría contar a su hijo cuando le preguntara "Papá y tu cuando eras jóven ¿qué hiciste?"

Hoy en día cuesta encontrar el disco. Original es posible comprarlo a algún particular en alguna web o bien se puede escuchar online. La calidad del sonido por cierto no está nada mal para la época. Sólo queda encontrar las letras o transcribirlas de alguien con el oido más suelto que yo.