Las 25 Mejores Canciones de R.E.M. (según Flagpole)

Hace tiempo se me ocurrió hacer una macroencuesta entre los foristas de R.E.M. Nation, para escoger la mejor canción del grupo. Aquellos resultados, ligeramente diferentes de los que hoy os hago llegar, los publicaré aquí en el blog en unos días. El caso es que en aquel hilo, el ínclito Ark posteó un interesante artículo que realizó Flagpole. Flagpole Magazine es una revista editada en Athens que hace referencia a todo aquello que sucede en la pequeña ciudad de Georgia: arte, entretenimiento, música, política, cine, ...  Aquí en el blog ya hemos publicado alguna cosa de ellos, como aquellos recuerdos sobre el primer concierto de R.E.M. Como complemento al juego que os ha propuesto el no menos ínclito killo, a continuación publico la interesante lista que realizaron y que, más que por ella en si misma, es fantástica por los comentarios que realiza.

R.E.M. nunca ha sido una banda que escondiera sus mejores canciones como cara-B de algún single de importación o como relleno de alguna oscura banda sonora; están ahí en los discos, y con frecuencia no en los singles. Así que, esta es la lista de las mejores 25 canciones (aunque otro día podría fácilmente ser diferente) de la carrera de la banda. (...)

25. "It's the End of the World as We Know It (And I Feel Fine)" Document
No pensariáis que íbamos a salir de aquí sin oirla una vez más, ¿verdad?

24. "I've Been High" Reveal
El pináculo de la balbuceante fase electrónica de la banda, una elegía, una declaración de intenciones: "Make my make-believe, believe in me". Haz realidad mi fantasía, cree en mi.

23. "Low" Out of Time
Lo que hace que esta canción, relativamente sin pretensiones, se gane un puesto en esta lista es el efecto opuesto entre la irrupción del violoncelo en el estribillo y la apasionada interpretación de Stipe en la tercera estrofa, mientras el violín que suena tras él, se estira para llegar un punto por encima, tan sólo por un instante.

22. "Where's Captain Kirk?" Fan club single
Una versión absolutamente chiflada del mayor éxito de la banda punk Spizzenergi, apenas suena como R.E.M., y es uno de los mejores ejemplos del sentido del humor que mayoritariamente queda oculto en los álbumes de verdad.

21. "Finest Worksong" Document
Junto con su gemela fraternal "Turn You Inside Out", es el himno más grande que R.E.M. ha grabado, la razón por la que empezaron a tocar en lugares como el Omni.

20. "First We Take Manhattan" I'm Your Fan
Una versión de Leonard Cohen de 1991 que mejora la original (...) sobre todo por la manera en que predibuja el pavoneo que, Stipe y Buck en particular, mostrarían tres años después en Monster. Suenan preparados para derribar la ciudad entera.

19. "Gardening at Night" Chronic Town
La prueba de que todo estaba en el sitio correcto desde el principio.
Más info

18. "Perfect Circle" Murmur
Cada sonido está centrado en resumir el momento específico cuando una noche acaba demasiado pronto: un Bill Berry subestimado, el piano-de-caja-de-música, la resignada línea de bajo y el perfecto pareado: "Standing too soon / Shoulders high in the room".

17. "Feeling Gravity's Pull" Fables of the Reconstruction
Empezando su tercer disco, esta canción nos da a conocer un nuevo paisaje donde el suelo se tambalea de manera insegura bajo nosotros, anclado a la salida de esos ruidos tartamudos de las guitarras y melodías disueltas en su enfrentamiento con la sección de cuerda.

16. "You Are the Everything" Green
Suena como un casi enorme calentamiento tanto a "Losing My Religion" como a "Nightswimming", con la mandolina (...) y el deprimido órgano subrayando la última estrofa y el arma secreta del sonido de los grillos. Además, ¿llevaba dentadura postiza el/la destinatario/a? ¿es eso lo que decía?

15. "(Don't Go Back to) Rockville" Reckoning
Una buena razón para hacer una pequeña investigación en tus canciones favoritas de R.E.M.: descubrir que fue Mills, y no Stipe, quien escribió la mayor parte de la letra de "Rockville". Una buena razón para no investigar demasiado: descubrir que, en lugar de ser un examen brutal del callejón sin salida que supone vivir en una ciudad pequeña (como podría pensarse), no deja de ser una súplica más o menos irónica de un Mills enamorado, estudiante, que no quería que ella volviera a Maryland después de verano. Y no hay fábricas en Rockville. Además de que ella sólo se fue durante seis semanas.
Más info

14. "Begin the Begin" Life's Rich Pageant
Podría decirse que es la canción más rockera de la lista, además de una mina para los obsesionados con las trivialidades: abundando en historias sobre todo desde Cole Porter a "Little Black Sambo", el efecto es una maraña de alusiones interconectadas tan densas como el riff que la inicia.
Más info imprescindible
Algo más (básico también)

13. "World Leader Pretend" Green
Cuando tenía 12 años, fui a un campamento de verano para estudiantes dotados, donde my compañero de habitación era un aspirante a escritor de comedias que me hizo una interpretación espectacular de la letra de "World Leader Pretend", y yo pensé que era la persona más inteligente que había conocido. ¿El juego de palabras entre "raze" y "raise"? Un genio.

12. "Crush with Eyeliner" Monster
Sobre la hiperexcéntrica-máquina-guitarrera-continuamente-metal de Buck, Stipe canta una sarcástica oda al tomate triste que quizá sea, o quizá no, Courtney Love. Puntos extra para el video karaoke-bar de Spike Jonze.

11. "At My Most Beautiful" Up
Donde Buck satisface su Brian Wilson interior en una sinfonía de cascabeles que parece muy cercana a una reescritura de "God Only Knows". Lo que eleva esto de un pastiche a lo sublime es la voz de Stipe, que no puede chocar contra esas cristalinas y superiores voces tipo Carl Wilson, y como resultado, se mantiene centrada en placeres más terrenales.

10. "Losing My Religion" Out of Time
Es de esas canciones que de tan ubicua, olvidas que buena es, hasta que se te acerca sigilosamente en algún momento extraño y te golpea en la cara con "cómo de perfecta está hecha". Como el resto de los mejores trabajos de R.E.M., es sobre una cosa específica -el obsesivo amor no correspondido- pero, gracias a ciertas excentricidades líricas, permite a los oyentes habitar en ella de la manera que se quiera.

9. "We Walk" Murmur
Por culpa de esa insidiosa y pegadiza melodía con ritmo de guardería (...) y ese estribillo cercano al sinsentido, está alojada permanente en vuestro cerebro.

8. "Driver 8" Fables of the Reconstruction
La entrada de la banda en la categoría  "Grandes Canciones sobre Trenes", "Driver 8" muestra un componente notable de los primeros R.E.M., la habilidad de crear un completo mundo sobre detalles mínimos y específicos: "the go tell crusade", los flotadores de las líneas eléctricas, la "Southern Crescent". ¿Cómo puede ser que una simple historia de un viaje en tren se convierta en su lugar en un misterio, un destello de algo mayor que si mismo?

7. "Electrolite" New Adventures in Hi-Fi
En las notas internas del recopilatorio "In Time", Buck la llama: "la canción flok-blues pre-milenio-despedida-del-siglo menos melodramática que nunca hayamos escrito", y es la mejor manera de describirla; va saltando tan amigablemente con esa melodía de piano-banjo tan rápidamente familiar, que crees que todo va bien, hasta que ves que no hay nada más allá.

6. "Fall on Me" Life's Rich Pageant
El arma secreta de R.E.M. siempre han sido los coros de Mike Mills -más pop que el murmullo ronco de Stipe- y esta canción es la mayor exhibición, casi un diálogo socrático entre los dos cantantes, Stipe alertando que cielo no le caiga encima, mientras Mills se pregunta en primer lugar qué hay allí arriba.

5. "Sweetness Follows" Automatic for the People
Una exploración del feedback como conducto para el dolor (...) Aquí, las controladas ráfagas de Peter Buck combinadas con el violoncelo y el órgano, forman algo completo y profundo, todavía más optimista que la interacción órgano-pedal steel de la canción anterior. La pena compartida de una familia más que el dolor solitario de una relación acabada.

4. "So. Central Rain" Reckoning
Cuando la gente habla del "sonido R.E.M.", esto es de lo que están hablando. El dibujo de una guitarra discordante colocada en la intersección del country, el folk y el punk; estrofas sordas, farfulladas dirigiéndose al sonido claro del "I'm sorry" del estribillo; el lamento del coda de un piano agresivo que lo lleva del sonido familiar al dominio de lo épico.

3. "Swan Swan H" Life's Rich Pageant
Una de las canciones más manifiestamente folk del catálogo R.E.M.; quizá pase por una reliquia actual de la Guerra Civil (americana) por su letra complicada. ¿Es sobre la Confederación? ¿Sobre gatos? ¿Sobre fama? ¿Sobre qué? Es perfectamente sencilla y completamente hipnótica, la exploración más profunda y absurda en los misterios Faulknerianos del Sur.
Como en Begin the Begin, más info imprescindible.

2. "Nightswimming" Automatic for the People
No es desacertado sentirse preocupado cuando una banda de rock se evade con la trompa, pero la orquestación de John Paul Jones traduce todos esos dudosos miedos, dejando que la sencilla melodía de piano cargue con la canción y proporcionando un contrapunto que crece con la rica y compleja letra de Stipe, una de las mejores, en que pasa de una simple narración a un requiem por las cosas perdidas en el tiempo.

1. "Country Feedback" Out of Time
La canción perfecta de R.E.M. Una suma de todo lo que vino antes y una mirada a lo que vendría después. El suave título sólo revela el esbozo del sonido e invita a una especulación sobre significados alternativos, y la letra de Michael une las técnicas de los primeros R.E.M. (Paperweight / junk garage / winter rain / a honey pot) con la confesada lucidez que emergió en los posteriores discos (I was central / I had control / I lost my head / I need this) "Country Feedback" fue el plato fuerte de un concierto al que asistí, en el Omni, hace 10 años: Stipe cantó la mayoría de la canción de rodillas, de espaldas al público, como si no fuera capaz de mirarnos a los ojos, mientras cortinas onduladas de feedback nos rodeaban (...), atrayéndonos a todos hacia el dolor de alguien más.
Más info

Artículo original, por Gardner Linn