24 de Noviembre, 2006


Michael, si hicieras un película de tu vida ... ¿quién haría de Stipe?

¿Quieres saber la respuesta a la pregunta del título? ¿Te imaginas la respuesta? ¿Si? ¿No? Pues sigue leyendo. El artículo que sigue es una transcripción de una entrevista a Michael en 1994. Y diréis ... ¿otra entrevista? ¿y tan antigua? ¿más de lo mismo? Bueno, como curiosidad os diré que la entrevistadora es Molly McCommons, una estudiante de Athens de, por aquel entonces, 12 años. Molly era la hija de Pete McCommons, director de Flagpole Magazine revista que ya hemos mencionado alguna vez. El artículo fue publicado, debido a su extensión, en tres números de la revista, en el otoño de 1994. Molly no había escuchado Monster antes de hablar con Michael. Aunque muchas de las respuestas no aportan nada que no conozcamos ya, está bien recuperar algunas de sus opiniones sobre muchos temas, sobre todo de la actualidad de 1994.

La entrevista es larga, muy larga. Pero no os engañéis, no tenéis nada mejor que hacer. Recorto, pego, resumo, adapto, traduzco y publico. Pongo en cursiva las respuestas de Michael. Y hasta pongo algún enlace para paliar vuestra ignorancia. Todo por vosotros, malditos fans.


Esta entrevista es sobre vuestro nuevo disco, pero antes de que se ponga a la venta, ¿puedes decirnos algo sobre él?
Bueno, es más ruidoso que los últimos tres. Es muy crudo y, bueno, punk-rock. Es como un puñetazo en la cara.

¿Os lo pasastéis bien grabándolo?
Claro, lo pasamos bien. Pasaron un montón de cosas, cosas de la vida, mientras estábamos grabándolo que lo hicieron más difícil. Fue todo un desafío hacerlo.

¿Es divertido grabar discos?
Es un poco duro porque, um ... ya sabes, has escrito una canción, y estás animado a grabarla. Pero eso no es tan fácil como suena. Es un proceso realmente complicado. Implica mucha gente y un montón de aparatos, y ni la gente ni los aparatos hacen siempre lo que tú quieres que hagan. Especialmente si estás experimentando, lo cual hacemos mucho. Algunas de las voces, por ejemplo, que grabé y que están en el disco, las canté a través de un walkman en lugar de a través de un micrófono. Enchufé el walkman en la mesa de mezclas. Esto cambió drásticamente el sonido. Este fue un experimento que necesitó mucho trabajo. (Michael coge entonces la grabadora que estoy usando). Siempre hago esto en las entrevistas, me aseguro de que está funcionando. ¿Está funcionando? Está funcionando. Guay. Intentamos un montón de cosas que no funcionaron (risas). El último disco que habíamos hecho era casi todo con instrumentos acústicos. Éste sólo tiene una guitarra acústica en una sola canción, y el resto es todo eléctrico.

Leer más