El primer concierto tras el aneurisma

Tras el estupendo artículo de Julio de hace un par de meses sobre el aneurisma de Bill Berry, y al hilo de todo lo que se está hablando del NAIHF ultimamente, he estado repasando un poco la cronología de esos días entre mis bootlegs prestando especial atención a Bill.

Realmente no me considero una persona con capacidad para opinar de él ya que no lo he llegado a ver en directo, no es una persona cercana que se haya prodigado en dar entrevistas personales (o si las ha dado, yo no las he leido) y no se por qué, no consigo captar su "esencia" en los conciertos que he escuchado. De hecho noto mucho más ese aspecto diferencial en la batería desde que se ha ido, tanto con Joey Waronker como con Bill Rieflin, cada uno con sus características propias. Y creo que no soy el único.

Como ya he dicho alguna vez, el concierto del morbo el 1 Marzo en Suiza no fue grabado por ningún fan aunque sí los 2 anteriores en Milán y Bologna. Todo lo que pasó desde entonces, esos 2 meses y medio están perfectamente recogido en el artículo de Julio pero.. ¿qué pasó después?

El regreso oficial de Bill se produjo el 15 Mayo en Mountain View, California, o lo que es lo mismo, el estreno en suelo americano del Monster Tour después de un largo inicio de gira lejos de casa que les había llevado por Australia, Asia y Europa. Ese concierto del 15 de Mayo está recogido en un bootleg llamado "Aneurysm 95" cuya portada ilustra este artículo y tiene un poco de esa magia que supuso la vuelta a los escenarios del batería de Minnesota.

El sonido es bastante aceptable para variar, ya que la mayoría de bootlegs de esta gira tienen un calidad muy limitada a pesar de llegar a comercializarse como por ejemplo el que nos ocupa. Esto permite apreciar perfectamente cómo Michael presenta oficialmente al mundo al recuperado Bill justo antes del cuarto tema que es Drive "Finalmente continuamos con el Tour, nos gustaría dar la bienvenida a su nuevo primer concierto de 1995... Mr. Bill Berry!!" , algo así como una metáfora al renacer de Bill.

Durante el resto del concierto no se aprecia en Bill ningún sintoma que haga pensar que pueda tener algún problema o que haya estado un par de meses convaleciente, tanto en la batería como haciendo sus coros habituales. Al llegar a los bises, tras Everybody Hurts, es el momento habitual para que Michael presente a los integrantes del grupo pero esta vez solo presenta a uno ¿adivinais no? Aplausos.

Termina el concierto con End of the World y el Tour vuelve a su ritmo frenético, al día siguiente repiten en Mountain View y llegan a hacer 30 conciertos en 27 días antes de volver a Europa. Bill aguantó el tipo bastante bien y, en sus propias palabras, no pensaba en otra cosa que en estar tocando con el grupo.

Pero oidle con vuestros propios oidos, que seguro que nunca lo habeis hecho, malos fans...


Adblock