21 de Diciembre, 2006


¿Por Qué Harborcoat?

Hace unas semanas os traducía el análisis de World Leader Pretend, realizado por un fan sueco. Hoy os planteo el que realizó sobre Harborcoat. Probablemente se trata de una de las canciones más extrañas y olvidadas del repertorio R.E.M., quizá oscurecida por otros temas de mayor impacto. Yo mismo he descubierto por primera vez qué va diciendo Mills mientras canta Stipe, clave para entender de qué va la canción. O no. Porqué en realidad, no queda claro si es una canción sobre amor o sobre política. O sobre las dos cosas. En todo caso, es una interpretación personal.

Como siempre, he intentado ser lo más fiel posible. Pero el texto, en ocasiones era reiterativo y muy largo, por lo que he cortado y resumido como he creído conveniente. A partir de ahí, la decisión es vuestra.

En breves días, publicaré la traducción de la canción con las segundas voces incluidas. Enjoy it.

En contraste a World Leader Pretend, Harborcoat, del segundo álbum de R.E.M., Reckoning presenta algunas dificultades a la hora de trasladarlo a una pieza de texto puro, ya que depende mucho del uso de los coros, que funcionan simultáneamente junto a la voz principal, Mike Mills, que contribuye con esa segunda voz, considera que se trata de un segundo set de voz principal. Esto es imposible de reproducir impreso correctamente, y mi solución, la verdad es que imperfecta, fue escribir los coros, henderlos y ponerlos entre paréntesis, en medio de la voz principal. Mientras no convergen simultánemente es efectivo, ya que es fácil de ver que hay claramente dos líneas separadas de texto que corren paralelas a lo largo del poema. Otro obstáculo para una precisa representación impresa del texto es que es casi imposible oir qué se dice en algunas partes, especialmente en los coros. Como resultado, parte de la letra debe ser considerada como una interpretación por mi parte. Con esto es mente, investiguemos el intrigante texto.

De acuerdo con la teoría de Wolfgang Iser del lector tácito, cada texto está repleto de espacios que están ahí para que el lector los rellene. El texto en si mismo da esos espacios en blanco y algunas guías para su relleno, y el actual sentido del texto reside no en él, ni en el lector, sino como una imagen creada por el proceso de uno y otro. Consideremos un carpintero esculpiendo una figura a partir de un bloque de madera fantásticamente veteado y estructurado. Trabaja con la estructura y el diseños de la madera mientras esculpe, sacando finalmente una imagen que él ya habia intuido. De la misma manera, los lectores de un texto observan los diseños establecidos en el texto y los interpretan a su manera, pero guiados por lo que ven, formándose una imagen mental de su significado. El significado de un texto es una obra de arte en si misma.

Leer más