Crónicas de Dublín

Lo prometido es deuda y aquí estamos de regreso de Dublín  para contaros todo lo que pasó durante las dos primeras noches de conciertos de R.E.M. en la ciudad irlandesa. Y sí, digo dos porque finalmente tuvimos la suerte de verlos el sabado y el domingo.

Para empezar, comentar que el número de temas nuevos estrenados superó todas las expectativas (10 + la ya conocida I'm Gonna DJ), que tocaron algunos temas bastante antiguos que en algunos casos hacía lustros que no tocaban (o incluso décadas), que no cayeron las canciones habituales (ya sabeis, Losing my Religion, Man on the Moon, Imitation of Life, Everybody Hurts, The One I Love, etc.) y que los "conciertos" fueron algo breves (unas 19 canciones) aunque algo perfectamente perdonable. Si algo eché de menos en las dos últimas ocasiones que pude verlos en directo (Zaragoza y Londres en Hyde Park) fué el encontrarme canciones que no hubiese visto antes en vivo y apenas pudieron sorprenderme con Get Up en Zaragoza y con ese E-bow the Letter en Londres. Este sabado ocurrió absolutamente todo lo contrario, y solo las dos últimas, Electrolite y I'm Gonna DJ las había disfrutado anteriormente en un concierto. Dicho esto, pasemos a hacer la crónica de este fin de semana y a contaros las primeras sensaciones que me ha transmitido el abundante material nuevo.

El ambiente en el precioso Olympia Theatre de Dublín era digno de verse. Fans llegados desde todas las partes del mundo haciendo cola para entrar, haciendo cola para recoger entradas, otros sin entrada aferrados a la esperanza, muchas zonas vips en el interior donde se pudo ver a Bertis y su mujer, a las hijas de Peter así como a familiares, amigos, enchufados varios y parece ser que celebridades como Bono y The Edge de U2 o Sinead O'Connor. La ocasión lo merecía.

A las 8 de la tarde, y con el teatro llenándose poco a poco David Kitt intentó defender su repertorio ante un público con ganas de volver a ver a los de Athens después de 2 años. Pasó desapercibido, pero después nos llegó el primer aviso de que no estabamos ante un concierto convencional: "This is not a Show" fueron las palabras que pudimos leer sobre el fondo del escenario antes de que R.E.M. hiciesen acto de presencia, y efectivamente lo que ibamos a ver estaba lejos de ser el típico concierto del grupo, sino mas bien la posibilidad de poder ver a la banda como si nos hubiesemos colado en el estudio de grabación. Por fin, a las 21:20 h. el grupo apareció sobre el escenario, por primera vez en muchos años como quinteto, ya sin Ken Stringfellow y con los habituales Scott McCaughey y esa mala bestia llamada Bill Rieflin a la batería.

Y sin mediar palabra R.E.M. atacaron con dinamita pura para dejar noqueado a todo el respetable del Olympia Theatre. Primero, un trallazo rockero llamado Living Well's the Best Revenge, de tempo bastante acelerado y sonido contundente. Y ante un público entusiasmado por semejante demostración de energía continuaron con Staring Down the Barrel of the Middle Distance, también de sonido guitarrero, pero mas pop, con un estribillo pegadizo y un pre-estribillo de gran altura. Ahora mismo, mi favorita de las canciones presentadas. Ni que decir tiene que ambas fueron recibidas con júbilo y sorpresa por todos los presentes, pero esto solo acababa de empezar.

Stipe por fin se decidió a hablar y soltó un largo discursito sobre que iban a tocar mucho material nuevo y que era la primera vez que salía a un escenario con calzado deportivo y con sus famosas gafas de pasta de ver. Yo os añado mas cosas. En esta ocasión no teniamos ante nosotros al Michael de los conciertos, al Michael showman, sino mas bien a un Michael workman, y es así como Stipe y sus compañeros se tomaron este "no show". Stipe estuvo todo el concierto pendiente de su ordenador portatil y sus notas, que incluso corregía en algunas ocasiones con un rotulador, y contando al público cosas sobre las nuevas canciones, las antiguas, bromeando y disfrutando de una rica pinta de Guinness irlandesa. Creo que es conveniente recordar también que ni siquiera podemos hablar de canciones terminadas a punto de grabar, muchas de las canciones están por terminar, carecen de puentes y de solos de guitarra y es, en general, un trabajo que aun tienen que desarrollar tal y como se intuye por la (breve) duración de los temas. Y hecho este inciso, sigamos. Stipe anuncia que van a tocar una canción bastante antigua y para sorpresa y asombroso de los allí reunidos se escuchan los primeros acordes de aquella enérgica canción llamada Second Guessing. Se hicieron muchas apuestas en la cola sobre qué podría caer esa noche, pero puedo asegurar que nadie mencionó ni esta ni algunas de las muchas que tenían que llegar.

Y con la sorpresa en el cuerpo llegó el turno de otro par de temas nuevos. Primero Mr. Richards, algo mas calmada que las anteriores pero también guitarrera, con una estrofa que recuerda notablemente a Hope y con un Stipe a priori bastante inspirado. Se nota que le queda bastante desarrollo por delante, pero apunta alto. Después un breve tema de dos minutos de título aun desconocido pero que de momento se está conociendo como Houston o, simplemente, "la que suena como Try not to Breathe". Se trata de una deliciosa canción acústica (de lo poco de este tipo que presentaron) que apunta también muy alto y que, por duración, debe estar seguramente en pañales. Ojalá no la estropeen como hicieron en el pasado con Disappear..

Y hablando de pasado, mas sorpresas, ¡1.000.000! que, desde luego, de los 5 escasos temas que componen Chronic Town es de las que menos podía esperar y que sonó tan contundente como en los viejos tiempos. Esto está molando. Lástima que la siguiente canción nueva no termine de convencer. De título desconocido, y conocida momentaneamente como Just One Wish, creo que se trata de la misteriosa On the Fly (eso creo que dijo Michael el domingo) y que quedó fuera a última hora de Around the Sun. Creo que todos pensamos que esto se debía a que se trataba de un tema rockero, pero vaya, va a resultar que se debía mas bien a su notable parecido a Boy in the Well, en mi opinión, uno de los temas menos afortunados de aquel disco. Demasiado lenta y aburrida para mi gusto, así que pasemos a la siguiente, que fué otro de los momentos Reckoning de la noche, nada menos que la olvidadísima Letter Never Sent con esos coros tan chulos de Mills. Sorpresa mayúscula otra vez mezclada con un pensamiento de "estos se han vuelto locos". En el mejor de los sentidos, claro.

Mas temas nuevos. De Man Size comentaron que no estaría en el próximo disco y que probablemente sería cara B (o Mp3, bromeó Mills). Se trata de otro tema rockerillo con unos coros de Mills que recuerdan ligeramente a Wanderlust. No parece de lo mejor del nuevo material presentado, aunque oye, si es cierto que su destino es ser cara B yo no seré yo quien le ponga peros. Lo siguiente es el tercer tema de la noche de ese Reckoning que durante años tuvieron tan olvidado en sus directos, la estupenda Little America que ya se pudo escuchar en algunos pocos conciertos en los últimos años. Y seguimos intercalando lo mas viejo con lo mas nuevo. Until the Day is Done fué presentada por Stipe como la favorita de Peter de las nuevas, y desde luego el guitarrista de R.E.M. sabe lo que le gusta. Un bonito tema acústico que creo que todos clasificariamos entre las tres mejores de las nuevas canciones, con un estribillo precioso y que ruego a quien haya que rogar que no la estropeen y que sea tan grande como debería ser. Como grande es ese Maps and Legends que tocaba a continuación, una de mis favoritas del grupo y que siempre quise ver en directo. Gracias R.E.M.

Y después de tan inolvidable canción, fin de la parte principal del "no concierto" con nada menos que otros tres temas nuevos que no esperabamos a estas alturas. La primera, Disguised (también conocida como Everybody Here comes from Somewhere)  me gustó bastante. Muy fresca y directa, como sus canciones de la primera mitad de los 80, es ese tipo de canción que yo pensaba que no volverían a hacer. Y creo que les ha salido bien y que no debería cambiar mucho de aquí a que se publique el disco. Accelerate en cambio creo que sí que debería cambiar bastante. No es que suene mal, es también guitarrera y recuerda ligeramente a Driver 8, pero no me terminó de convencer. Por último,
Horse to Water, que comenzaron casi sin respiro después de la anterior, es una burrada bastante cañera de esas que de vez en cuando les gusta hacer. En directo funcionó francamente bien para cerrar el set principal, aunque no tengo tan claro que funcionase tan bien en disco. En cualquier caso no está nada mal terminar pegando brincos con una canción que desconoces completamente, y supongo que es esto lo que R.E.M. pretendían, porque llegó el momento de despedida pre-bis.

Y para el bis el grupo tenía reservado un par de últimas sorpresas. These Days primero, tan ardiente y abrasiva como siempre ha sido, y que a veces tienden a olvidar a favor de Begin the Begin. Y a continuación New Test Leper, una de las favoritas de Peter Buck pero que suelen tocar muy de tarde en tarde, una gozada que sonó tan bien y tan emotiva como suena en el album.
Y esto se acaba con lo que parece ser que va a ser el final de los conciertos de esta "micro-gira". Primero, la ya habitual Electrolite, que puso en pie a todo el teatro, y después esa I'm Gonna DJ que conocemos ya de sobra y que, pese a que no termina de convencer a nadie, lo cierto es que sirvió para terminar la noche de forma rotunda y contundente.
Una lástima que la banda no se extendiese algo mas, pero esto no fué impedimento para que los R.E.M. se despidiesen tras una larga ovación, con todo el público en pie, y entre abrazos entre los miembros del grupo. Desde luego, esto promete ser una de las semanas mas sorprendentes e inolvidables de la historia del grupo, un evento excepcional en su carrera que pocos podían imaginar a estas alturas.

El domingo también tuvimos la oportunidad de verlos ya que finalmente se vendieron unas 150 entradas de asiento reservado a eso de las 4 de la tarde, así pues, fué un día para verlos de forma mas tranquila, sentados, sin colas y algo mas lejos pero con una estupenda visibilidad. Tocaron las mismas 10 canciones nuevas, que pudimos digerir y disfrutar mejor que el sabado al conocerlas del día anterior, y cayeron algunas nuevas sorpresitas de su viejo repertorio. A saber: otro momento Chronic Town con Wolves, Lower, un rescate del Murmur con Sitting Still, un poquito de Document con Distubance at the Heron House (que además ya me tocaba), Drive  (en la que Stipe se lió) y una versión acústica de I've Been High sin teclados ni sintetizadores, ligeramente distinta a la que han tocado en otras ocasiones. Repitieron también algunas sorpresas del día anterior como Second Guessing o These Days.
Ahora habrá que ver que nos deparan los conciertos de los próximos tres días. El primero ha terminado hace un rato (y parece ser que han caido cosas como Feeling Gravitys Pull, So. Central Rain,
Driver 8 y, atención, , Kohoutek y Auctioneer!), en el del día 4 estará su amado Robyn Hitchcock y el del día 5 promete ser el mas largo y completo de todos.

En cuanto al material nuevo ya habeis leido mis impresiones. Creo que apunta alto, mas alto al menos que el para mi decepcionante Around the Sun. Hay algunas canciones muy prometedoras, alguna que no me termina de convencer y otras cosas que hay que mejorar y trabajar mas. Supongo que la mejor noticia para muchos es el regreso a las guitarras rockeras y a la energía y frescura de los viejos tiempos, aunque bien es cierto que todo esto puede cambiar, y mucho, hasta que el nuevo disco sea publicado el año que viene. Esperemos que no estropeen su trabajo a la hora de grabarlo y producirlo (sin duda alguna, su mayor lastre en los últimos años) y que nos ofrezcan un buen disco. Pero insisto, no voy a dejar que los malos augurios me estropeen el momento, si el próximo disco no cumple con las expectativas ya habrá tiempo de lamentarse, de momento el nuevo material me ha dejado muy buenas sensaciones. Ahí queda eso.

De momento, os invito a seguir pendientes del blog, donde en breve tendreis nuevas noticias, setlists, videos, fotos y mp3 de estos conciertos, así como a pasaros por el topic que hay abierto en nuestro foro sobre este tema. Y hablando del foro, y justo ahora que estaba a punto de publicar esto, nuestro amigo Antonio (o mikemills en el foro) acaba de postear este enlace donde podeis descargar el concierto del pasado sabado. Que lo disfruteis. ;)