De Nuevo Q: Entrevista a Peter Buck

De nuevo la revista Q nos trae noticias de R.E.M. En el mes de noviembre, y dentro de la serie "21 personas que cambiaron la música", saldrá una entrevista a Peter Buck, donde hace un recorrido por la historia del grupo. Os he traducido practicamente toda porque cada que Peter dice algo me parece francamente interesante. Especialmente la referencia al éxito y a cómo afectó la salida de Bill y los posteriores efectos que eso tuvo. Demoledora la crítica a Around The Sun. No os la perdáis.

Cuales fueron tus primeras impresiones de los otros tres chicos?
Conocí primero a Michael. Pasábamos el rato escribiendo canciones seis o siete meses antes de formar la banda. Trabajaba en una tienda de discos y solía reservarle algunos. Pensaba que le gustarían y se los vendía con descuento. Conocimos a Bill y Mike a través de amigos de otros amigos. La primera vez que ensayamos sacamos tres canciones que funcionaban y sonaban realmente bien. Inmediatamente pareció que éramos una banda.

Vuestros primeros discos sonaban distintivos, especialmente en el contexto reinante de 1981-83. ¿Fue por accidente o a propósito?
Totalmente a propósito. Sabíamos que no queríamos sonar como cualquier otra banda. Cuando el punk-rock se extendió, realmente no llegó a Georgia. Particularmente, sabía que estaba intentado cosas con la guitarra como nadie lo estaba haciendo entonces.

¿Tenías alguna idea de sobre qué estaba cantando Michael en aquellos años?
Él siempre dice que ninguna de las canciones de los dos primeros discos significan nada y eso es una gilipollez. Conozco a gente sobre la que iban algunas canciones del primer disco. Michael es un revisionista histórico en lo que se refiere a su trabajo. Sé que trabajó duro en las letras de Murmur. Intentaba decir las cosas a su manera, utilizando el lenguaje como un sonido. Realmente nunca quiso ser entendido.

Durante los primeros años haciáis giras incesantemente…
No ganamos mucho dinero. Cuando giramos por Estados Unidos del 80 al 83, quizá ganamos 400 $ alguna noche, pero hicimos un montón de conciertos de 40 $ la noche. Tocábamos cinco o seis noches a la semana para no tener que trabajar.

¿Tuvo eso un impacto beneficioso en la música?
Nos ayudó a ser mejor banda. Si hubiéramos firmado por una gran discográfica entonces no hubiéramos tenido que hacer todo eso, pero no queríamos convertirnos en una banda de rock "aspirantes a famosos" y probablemente hubiéramos sido tratados muy mal. En 1983 me ofrecieron 20.000 $ por salir tocando la guitarra en un anuncio de Pepsi y dije: "Ni hablar, es una gilipollez. No quiero hacer eso". Bertis me contestó: "Te respeto, Peter, aunque quizá no respete tu saldo bancario". Parece ser que le contesté: "Algún día lo harás". Recuerdo que pensé: "Lo estamos haciendo bien".

Cuando finalmente vendisteis millones de discos con Out Of Time y Automatic For The People, ¿tuvo impacto en la relación entre vosotros?
Desde el punto de vista de que llevábamos tanto tiempo juntos y nos conocíamos tan bien, la magnitud de todo aquello era irrelevante. Cuando veo a bandas monstruosamente enormes con 21 ó 22 años pienso: "Algo malo va a pasar ahora". Yo tenía 34 años, gran contrato, finalmente hemos vendido millones de discos. Me enviaron por correo todos aquellos discos de platino y pensé: "Pero ¿qué cojones?" No tenía sentido todo aquello como un hito. Recuerdo que estaba grabando con Uncle Tupelo y ellos estaban en mi casa. Estaba hablando con Jeff Tweedy de esto hace un par de semanas. Me decía: "Era extraño. Volvíamos del estudio a casa y cada noche había una nueva caja llena de discos de platino en el porche". La abría y los tiraba en un armario. Para ellos era "¡joder, es extraño!" Para mi era, estoy grabando un disco de 3000 $ en cinco días con un grupo que me encanta.

Vuestra renegociación con Warner en 1996 fue, según se dice, el mayor contrato entonces, 80 millones ¿Cuánto de aquello realmente viste?
(Risas) Sé que no fue el mayor contrato. Lo hicimos bien. Pero no me importaba mucho. El divorcio se llevó la mitad de lo que tenía, pero todavía tengo más de lo que necesitaré nunca.

De vivir en la misma ciudad, de repente os dispersasteis por todo EE.UU. ¿Afectó aquello a la banda?
Un poco. De hecho, era la primera vez que hacía las maletas y dejaba Athens, pero Mike y Michael ya lo habían hecho. Cuando estábamos grabando Automatic, empezábamos a ensayar a la una de la tarde. A la una y media recibí una llamada. Era Mike. Le dije: "¿Vas a llegar tarde?" Me dijo: "Bueno, estoy en Los Angeles". Eso pasó un montón de veces.

¿Fue duro cuando Bill dejó el grupo, dos años después de su aneurisma?
Fue como un movimiento sísmico. Y sé que Mike y Michael perdieron confianza un tiempo sobre cómo manejar aquello. Yo no. Pensé: "Somos una gran banda. Podremos con esto". Creo que ellos se distrajeron con la idea de "las cosas han cambiado y no vamos a saber qué hacer".

¿Y esto fue frustrante para ti?
Lo fue. Up no se hubiera acabado por ello. Y Reveal es el disco que expresa todo eso, probablemente. Un poco más "tramposo" de lo que hubiera querido. Y Around The Sun fue realmente frustrante. Tuvimos un gran disco en nuestras manos antes de perder el tiempo seis meses jugando con él. Las mezclas ásperas y las canciones que no hicimos convirtieron el disco en algo jodidamente extraño. Hubiera sido algo guay si hubiera salido antes. En la última gira tocamos mejor que nunca. Desgraciadamente, no teníamos un buen disco para tocar en directo.

Estáis preparando el próximo álbum. ¿Ha vuelto la confianza?
Está siendo grande, no habíamos grabado así en años. Literalmente, en 15 ó 20 años. Estamos en ello, tenemos las canciones. Michael las canta. Las tocamos tres veces. Suenan bien. Estoy entusiasmado de donde estamos.

¿De qué estás más orgulloso de R.E.M.?
No hemos dejado que nos afectara el impacto de locura de lo que era bueno para la banda. Fíjate en la gente que rompe una banda pronto o se convierten en famosos petulantes. Nada de eso nos ha pasado. Creo que es porque estamos realmente centrados en nuestro trabajo.