Accelerate

"No time to question the choices I make / I've got to fall in another direction" grita y vocifera un desesperado Michael en el tema que da título al disco. Bueno, en realidad han tenido tiempo de sobra para pensar qué camino tomar después de los desastrosos resultados de Around the Sun, y ahora cabe preguntarse si han tomado el camino correcto, y si esta es una nueva dirección o una carretera conocida.

El problema de Around the Sun, como insistí en su día, no era una cuestión de falta de talento, sino de profunda confusión y despiste, de ensimismamiento y autocomplacencia. De un insultante gusto por las blandenguerías, la perfección enfermiza y los experimentos sin rumbo. También, y por qué no decirlo, el desinterés. Sorprendía que un grupo que había mimado tanto en el pasado todos los detalles que les rodeaban descuidasen tanto aspectos como sus videos, el artwork de su disco o incluso que pareciesen mas interesados en hablar de la política de Bush que de sus canciones.

Seguramente el varapalo de la crítica y buena parte de sus fans es lo mejor que podía haberles pasado. Esto es algo que comprendí despues de asistir a sus famosos working rehearsals de Dublín y comprobar con mis propios ojos que los R.E.M. de 2007 eran una banda orgullosa y cabezona, con ganas de venganza y de cerrar bocas con su próximo disco. No creo realmente que Accelerate vaya a cerrar bocas, o no al menos las de aquellos que decidieron enterrarles definitivamente en 2004, pero sí creo que va a dibujar una sonrisa en las bocas de muchos fans. No me ando con rodeos: soy perfectamente consciente de que esto está lejos de situarse entre los mejores albumes de su carrera, pero el disco me ha gustado. Y mucho.

Accelerate reconstruye a una banda rota mirando a su pasado mas esplendoroso, toma descaradamente muchos de los clichés que les caracterizaron en el pasado y en conjunto forma un album complaciente para con los fans y autorreferente pero que, a la vez, y esto es lo que mas me sorprende, no suena exactamente como ningún disco anterior del grupo. Es facil hacer referencia a trabajos como Lifes Rich Pageant o Document, con los que tiene muchas cosas en común, pero esto suena mucho mas crudo y furioso que cualquier trabajo anterior de la banda. Y el mejor ejemplo de esto es el tema que abre el disco: Living Well is the Best Revenge.

Hace unos meses me sorprendió que no fuese su elección como primer single del album, pensaba que sonaría como aquel Bad Day de In Time y que sería un numero perfecto para las radiofórmulas. No tengo nada en contra de ese Bad Day, pero no dejaba de darme rabia que un tema originalmente tan punk sonase tan pop y tan mainstream. Cuando escuché el disco por primera vez lo comprendí: la canción suena con una fiereza que descoloca, sucia y cruda, con un Stipe asombrosamente cabreado. No es un sonido precisamente cómodo y domesticado, no es lo que esperabamos del grupo a estar alturas y no es la canción mas adecuada para sonar en los 40 Principales. En Warner alguien debe estar tirándose de los pelos.

Puede que en Accelerate encontremos los clásicos rasgos de R.E.M., los arpegios de Buck, los coros y el bajo de Mills, los estribillos pegadizos y la caracteristica voz de Michael. Pero la suciedad, el ruido (a veces demasiado estridente, todo sea dicho) y la contundencia de su sonido es seguramente lo que mas llama la atención después de una primera escucha. En ocasiones, cualquiera diría que Bill Rieflin parece haber olvidado que ya no está en Ministry.
Quizás algunos fans echen de menos la limpieza de las guitarras de los viejos tiempos, pero si la intención del grupo era la de pegar un rotundo puñetazo musical para recordarnos que aun no están muertos y sonar como en los garajeros primeros años pre-Murmur lo han conseguido de veras.

Aunque Accelerate es algo mas que ruido y distorsión. R.E.M. recuperan su capacidad para arreglar bien las canciones y sacarle el máximo partido, reduciéndolas a lo esencial y añadiendoles lo justo de forma bastante mas sutil que en los últimos años. De este modo podemos descubrir una segunda voz que repite el estribillo que canta Michael en Man-Sized Wreath, algunos acordes de piano en Until the Day is Done, un grito enloquecido en Horse to Water o pequeños detalles que mejoran el material ya conocido como el atronador e-bow de Houston o esos woo-hoo de Mike en I'm Gonna DJ. A lo que hay que sumar la mesura de su minutaje, la solidez y cohesión del conjuto y la excelente secuenciación de sus canciones.

Decía también antes que es un disco indisimuladamente autorreferente, y no me refiero solo a lo musical. Creo que en las letras de Accelerate hay, pese a la insistencia de Michael en negarlo, muchas pistas sobre la confusión en la que ha estado inmersa la banda en los últimos años, con personajes desorientados como los de Up pero que ahora se identifican mas que nunca con el propio Stipe. Y, como no, mucha política y críticas al gobierno y a los medios de comunicación, pese a que el tan cacareado "album político de R.E.M." se llamase, supuestamente, Around the Sun. Pero de todo esto pasamos a hablar en el típico análisis canción a canción antes de que la lectura de esta reseña supere en duración al propio disco. Veamos, pues, que nos ofrece Accelerate:

Living Well is the Best Revenge

Es dificil empezar mejor el disco. Un trallazo sónico que deja bastante claro desde el principio por donde van a ir los tiros y donde Michael mas que cantar escupe con fiereza una letra en la que parece no querer dejar títere con cabeza. Dardos envenenados que van dirigidos a los políticos y a los medios de comunicación que los apoyan, pero también un "hemos vuelto, estamos aquí, así que no nos enterreis aun".
El tema tiene todas las papeletas para convertirse en todo un clásico rockero de la banda, con un estribillo memorable, unas guitarras abrasivas y sucias y unos R.E.M. que no sonaban tan agresivos y cabreados desde hace mas de 20 años. Marca un tono desafiante y orgulloso desde el primer segundo del disco y es, posiblemente, el mejor corte del album.

Man-Sized Wreath

Un tema originalmente pensado como cara B que han sabido aprovechar, sacarle el máximo partido y utilizarlo para formar un potentísimo arranque. No deja de ser irónico que ahora se hable de ella como posible single. Mike se luce como hacía tiempo que no lo hacía, con unos coros que son los auténticos protagonistas del estribillo y una linea de bajo contagiosa y casi saltarina que conduce la canción de principio a fin. Peter tampoco parece dispuesto a reducir la presencia de las guitarras y Michael se muestra burlón y sarcástico en un tema donde sigue teniendo a los medios de comunicación en su mirilla y donde parece criticar el hecho de que todo lo que ocurre se reduzca a un espectáculo donde a nadie le importa lo que está realmente pasando.

Supernatural Superserious

Un single pegajoso, adictivo y de clara vocación pop en la mejor tradición de la banda, aunque también uno de los momentos mas complacientes del album, donde absolutamente todo es muy típicamente R.E.M. Suena como una especie de versión rockera de Imitation of Life aunque sin llegar al nivel de aquella y destacan una vez mas unos coros de Mike con los que es dificil no ganarse al oyente. En lo lírico Stipe cambia completamente de tema y sorprende hablando de la adolescencia y las dificultades y humillaciones que se suelen sufrir en esa época. No tengo muy claro a que viene esto pero el resultado final es simpático y divertido.

Hollow Man

Una de mis favoritas del album y quizás ese tema power-pop que siempre han tenido pendiente de grabar y nunca habían hecho hasta ahora. Comienza como un medio tiempo intimista con piano y guitarra acústica pero de repente explota con un arrebatador y guitarrero estribillo que obliga al oyente a levantarse de donde esté sentado. Y lo mejor de todo es que lo hace con una naturalidad pasmosa, sin que suene en absoluto forzado o metido con calzador, tal y como ocurría con el final de Around the Sun (la canción). Dos canciones por el precio de una en dos minutos y medio.
En lo lírico sorprende lo obvio de la canción y lo facil que es identificar al protagonista con el propio Stipe, por mucho que este insista en que no es autobiográfica. Tenemos un personaje que recoge premios después de decir cosas que realmente no piensa y que teme estar convirtiendose en un hombre hueco. Casi al final de la canción Stipe proclama que no quiere ser ese hombre vacío que está viendo y, en cierto modo, eso es exactamente lo que parece estar haciendo Michael con este disco, escapar de ese ensimismamiento y acomodamiento del que se le ha acusado en los últimos años.

Houston

Otra de mis debilidades. Una especie de cruce entre Try not to Breathe y E-bow the Letter de apenas 2 minutos de duración. ¿Cuanto hubiese durado de haber sido incluida en Around the Sun?.
Se podría definir como uno de los dos momentos acústicos del album, pero incluso una canción a priori tan melódica como esta acaba sonando absolutamente lúgubre y tenebrosa con un organo desafinadísimo y un e-bow absolutamente atronador. Me encanta.
Y a pesar de su brevedad Michael tiene tiempo de sobra para cagarse en su gobierno por la gestión que hizo del desastre del huracán Katrina ("If the storm doesn"t kill me, the government will") o incluso para incluir alguna autorreferencia (Galveston es una canción de Jimmy Webb que el grupo ha versionado en el pasado).

Accelerate

Se trata de una de esas canciones en las que Michael describe a personajes dubitativos, acorralados en un callejón sin salida sin saber muy bien que camino tomar. Algo que en esta ocasión casi podríamos tomarnos como una metáfora de la situación en la que se vió el grupo, artísticamente hablando, después de la publicación de Around the Sun; lo que hace que titular el album como este tema sea doblemente acertado. Stipe, por supuesto, lo negaría, y es cierto que hay momentos que no tienen nada que ver con esto, como cuando el personaje de la canción, en un momento de desesperación, sube unas escaleras y abre una ventana para ¿suicidarse?.
En lo musical es uno de los temas mas rockeros, mas angulosos y con riffs mas duros del album, y quizás la que menos me gusta, a pesar de esa linea de bajo que retrotrae a Driver 8 y ese final de distorsión a lo New Adventures in Hi-Fi.

Until the Day is Done

Tiene gracia que muchos de esos críticos que machacaron Around the Sun, sin buscar absolutamente nada positivo en aquel album, hablen ahora de Until the Day is Done como un momento que podría haber estado en Automatic for the People, cuando seguramente la canción mas parecida a esta sea realmente Final Straw. Y ojo, no hago esta comparación como algo negativo.
Lo mejor de todo es que en esta ocasión han sabido arreglar la canción con muy buen gusto, con un poquito de slide, algunos acordes de piano y algunos tímidos punteos que se escuchan en un segundo plano. Todo de forma muy sutil y elegante. La canción es realmente bonita y emotiva, aunque no termina de encajar en el conjunto de Accelerate y la dureza de la canción que la precede tampoco ayuda.
De la misma escuela que la ya mencionada Final Straw y la notable I Wanted to Be Wrong también comparte el caracter político de aquellas, con Michael hablando de paises en ruinas y guerras no ganadas.

Mr. Richards

Seguramente uno de los temas mas redondos del disco. Un medio tiempo guitarrero, ligeramente shoegaze, con unos arreglos muy chulos y que recuerda en algunos momentos a la espléndida Hope de Up. Aunque es uno de los pocos temas de Accelerate donde uno tiene que echarle algo de imaginación a la hora de definirlo.
En cuanto al Sr. Richards lo mas probable es que Michael se refiera al vicepresidente Dick Cheney (Richard Bruce Cheney), al que acusa de estrechez de miras y al que recuerda que la gente juzga, tiene opiniones y sabe lo que está pasando. Aunque también cabe la posibilidad de que se refiera al cómico Michael Richards, trístemente famoso el año pasado por unos insultos racistas a mitad de un monólogo y que acabaron colgados en YouTube, lo que le obligó a grabar un video de disculpa con el que intentó limpiar su imagen frente a millones de espectadores.

Sing for the Submarine

Indudablemente, el tema mas sorprendente y original del disco, que recuerda a muchas cosas anteriores y a nada concreto a la vez. Algo parecido a lo que ocurre con la letra, en la que el Stipe mas autorreferente de su carrera construye las estrofas con partes de canciones anteriores como Electron Blue, Feeling Gravitys Pull o End of the World, aunque hay muchas mas de lo que a priori pueda parecer.
Cuenta Michael que está inspirada en su propio mundo onírico y que las canciones auto-citadas surgieron también de esa misma fuente de inspiración; que la canción se desarrolla en un mundo post-apocalíptico de donde el protagonista intenta escapar, junto a su amada, en un submarino cuyo combustible son las melodías, y de ahí el título y estribillo del tema. Seguramente una de las letras mas interesantes que ha escrito Stipe en muchos años y cuyas líneas claves son "I tried to explain how it all begins / How it"s all destroyed and built again", que inspiran tanto el proceso de cortar y pegar realizado para su composición como la idea de la portada del disco. Si llegamos aun mas lejos, podríamos verlo incluso como una metafora de como R.E.M. han intentado reconstruirse como banda en Accelerate.
Musicalmente hablando es quizás la primera vez que el grupo suena un poco como a rock progresivo (algo que no me agrada especialmente) y hay un par de momentos especialmente destacables, como ese puente con Peter tocando un solo con el e-bow y Rieflin aporreando salvajemente la batería o esos coros del propio Michael al final de la canción mientras repite ese Sing Sing Sing que casi llega a emocionar.

Horse to Water + I'm Gonna DJ

Seguramente Sing for the Submarine es una especie de conclusión del album, pero la banda aun se guarda una traca final formada por dos potentísimas canciones que juntas suman poco mas de 4 minutos y donde el grupo se muestra mas rebelde que en ningún otro momento de Accelerate.
Horse to Water es uno de los momentos mas bestias de toda su carrera, casi punk, con una batería y unas guitarras que retumban a poco que uno tenga el volumen un poco alto y con un Michael enfurecido que, un poco a lo King of Comedy, no parece dispuesto a aceptar imposiciones de nadie.
Y casi sin respiro comienza con una contundencia similar la estupenda y criticadísima I'm Gonna DJ. Un tema tan estúpido e instrascendente como divertido y festivo, que cierra el disco con unos R.E.M. que pese a las concesiones y a la complacencia de la mayor parte del album acaban haciendo lo que les sale de los huevos, es decir, meter en el disco aquella canción que los fans les rogaban que no introdujeran, lo que convierte a Horse to Water en casi un aviso de sus intenciones. La conclusión es brillante y la banda se sale con la suya, con un tema pensado por y para el disfrute sin complicaciones.

¿Pero es todo esto suficiente para recuperar esa religión que dije estar perdiendo hace 3 años y medio después de escuchar Around the Sun?. La crítica extranjera está diciendo que R.E.M. han encontrado el camino correcto y yo no estoy tan seguro. El hecho de mirar atrás para avanzar hace inevitable la comparación con algunos de sus mejores trabajos en los 80 y ante semejante situación Accelerate no sale beneficiado precisamente. El legado de R.E.M. pesa demasiado y ni siquiera creo que este disco sea realmente lo mejor que han hecho desde que abandonó Berry.
Pero después de este repaso para mi el veredicto es claro: Accelerate es un album notable y, en todo caso, un trabajo francamente esperanzador, que presenta a una banda incapaz de rendirse, con ganas de pelea y de seguir manteniendo la cabeza bien alta.
¿DJ's hasta el fin del mundo?.

Yeah!

Enlaces:
Primeras impresiones

Información completa del disco