Acelerando sin Control

Logré permanecer ajeno a casi todas las influencias externas. Ya os conté hace tiempo que quería mantener mis buenas costumbres y esperar a la fecha de lanzamiento físico del disco. Había oido una sola vez el bootleg de la primera noche de de los "working rehearsals" de Dublin y empecé a ver los primeros videos de ninetynights. Sin embargo, y viendo que Ark se involucraba al máximo con todo lo referente al nuevo disco, quise aislarme de (casi) todo hasta la fecha indicada.

Estas últimas semanas habréis podido leer multitud de reseñas sobre Accelerate. Tampoco he querido profundizar en exceso. Traduje la de Mathew por la admiración que le tengo, pero no he querido tener excesivas influencias externas a la hora de evaluar el disco. Aún así, no he podido evitar sentir la ola de optimismo y buenas críticas desde todas partes. No sabía a ciencia cierta si se trataba de algo real, de las ganas de levantar a un grupo en momentos bajos, o de, como ya apunté en su momento, de una corriente instalada entre los críticos, en que se plagian unos a otros.

El caso es que no quiero aburriros con una reseña de alguien que no entiende lo suficiente de música ni de periodismo para atreverse a ello. La visión que tenemos de un disco depende de muchísimos factores. Simplemente voy a intentar transmitiros las sensaciones que tengo tras las primeras escuchas. La primera impresión es que es un disco que entra bastante fácil. Cosa que, hablando del grupo, no es una buena noticia. Recuerdo que Fables of the Reconstruction se me atragantó durante años hasta que logré entusiasmarme con él. Me costó mucho entender el significado poético-musical de canciones como E-Bow The Letter, Country Feedback o King of Birds y hoy en día son imprescindibles en mi memoria. En cambio, casi todas las canciones de su discografía que disfruté desde la primera escucha han pasado a un segundo plano. Y lo que me pasa con todos los temas de Accelerate es que tengo miedo a que me pase eso. Que de aquí a un tiempo queden ocultas tras otras mucho mejores.

No nos engañemos. R.E.M. probablemente ya ha hecho sus mejores veinte canciones. Bueno, vamos a dejarlo en diecinueve; seguro que antes de su retirada nos deleitarán con otro tema épico. Pero entre esas diecinueve yo no incluiría ninguna de Accelerate. Disfruto con el disco, pero no me emociona. Me hace saltar, pero no me transmite. El disco está bien arreglado, pero creo que mal producido.

Vuelve a ser un disco de Peter, pero venero el suelo que pisa Mike. Mike cuando hace de Mike. Cuando genera una línea de bajo que es la base armónica de la canción como en Accelerate (el tema). Cuando sus coros o segundas voces complementan. Cuando es la base sobre la que descansa la canción. Y eso lo ha conseguido en casi todo el disco. Y si lo que, en mi opinión, más destaca es eso, es que Michael ha fallado. No me transmite emoción con el simple timbre de su voz, como en ciertas canciones de AFTP o en prácticamente todo Up. Ni siquiera las letras, tan cuidadas (casi) siempre, me parece que estén a la altura.

Estos días leía vuestros comentarios en otros artículos y alguien decía que habían vuelto a lo que saben hacer, refiriéndose a un rock de guitarras. No estoy de acuerdo. R.E.M. es Begin the Begin o These Days. Pero también es Pilgrimage. Y Perfect Circle y Camera. Y Saturn Return y Star Me Kitten. No oigo los arpegios de Peter, no veo el tema innovador que te rompe los esquemas.

  • Best Revenge es un gran inicio de disco ... para cualquier otro grupo que no tuviera The Lifting, Drive o Kenneth para comparar.
  • Man-Sized Wreath se salva por Mills. Perdón: MILLS.
  • Disguised (me negaré a nombrarla como si fuera un pijo; que alguien le diga a Michael que cambie de amistades) es una sosería inmensa. ¿Compararla con Imitation Of Life? Por favor...
  • Hollow Man tiene una problema de estructura. No me creo que sea una canción. Creo que son dos fusionadas.
  • Respecto al mono loco apoyado en el órgano de Houston, no puedo más que apoyarlo fervientemente. Si no fuera por él, sería la canción más aburrida de toda su discografía.
  • Until The Day Is Done: zzzzzzzzzzzzzzzzzz.
  • Probablemente Accelerate sea el tema que más disfruto. Sin ser pretenciosa, hay algo en el estribillo que me recuerda porque me gusta este grupo.
  • El problema de Mr.Richards es que, después de escucharla, me vienen ganas de oir Turn, de Travis. Y eso no sé si es bueno o malo. ¿Soy el único?
  • Sing For The Submarine me parece el ejercicio más trabajado, pero creo que se ha quedado en un simple borrador.
  • Horse To Water. Venga, va ... Es una broma, ¿no? ... ¿No? ¿En serio no han metido este tema por error?
  • Le tenía tal manía a I'm Gonna DJ, que no puedo sino esbozar una pequeña sonrisa por como la han acabado arreglando. Eso sí, me sigue pareciendo un tema supérfluo y muy por debajo de sus límites mínimos de calidad. Pero bueno, si en Reveal metieron Beachball...

Muy bien: tocaba disco de guitarras después de cierta experimentación, las cajas de ritmos y las guitarras acústicas de los últimos tiempos. Pero ni es la ruptura que supuso Monster, ni es un disco cinemático como NAIHF. Dicho lo cual, tampoco quiero que penséis que me parece un mal álbum. Quizá he querido destacar los aspectos negativos más que los positivos.

Eso sí, que alguien les vuelva a dar el teléfono de Scott Litt. Por favor.