10 de Julio, 2009


Reckoning Songs From the Olympia o el colmo de la desfachatez

Desde que comenzamos con este blog, hace ya casi 4 años, hemos asistido al lanzamiento de un único album nuevo de R.E.M. y al de unos cuantos recopilatorios, directos, reediciones, DVD's.. y demás material para sacarnos los cuartos a los fans que solemos comprarlo todo. Por lo general, intento verle el lado positivo a las cosas y agradecer que, ya que esperamos una eternidad para escuchar material nuevo del grupo, al menos podamos entretenernos con otras cosas. Pero hay veces que se colma el vaso y el "bueno, otro sacacuartos pero..." es insuficiente.

Uno puede aceptar que se publique un recopilatorio como
In Time después de 15 años en Warner. Puedo aceptar (e incluso agradecer) la publicación de un And I Feel Fine que complete el otro grandes éxitos y que además venga acompañado de un estupendo DVD. No me parece mal que se publiquen DVD's con conciertos de sus giras (en realidad los fans lo deseamos). Y llego a ser tan paciente como para agradecer las reediciones de Murmur y Reckoning (no porque crea que los discos estén mal como están, sino porque las ediciones en CD que se hicieron en su día no estaban a la altura de los vinilos originales y se tuvo muy poco cuidado y esmero en la conversión). Pero lo del EP Reckoning Songs From the Olympia es, lisa y llanamente, una completa tomadura de pelo.

No se lleven las manos a la cabeza todavía (si es que aún queda alguien que no lo piense) y déjenme explicarme. Es cierto que el precio del EP apenas alcanza los 4$ y que el contenido está todo lo bien que esperábamos que estuviese (¡solo faltaba que sonase mal!), pero a las ansias recaudatorias se une el hecho de que la publicación de semejante EP es lisa y llanamente absurda de cara al comprador. Vayamos por partes.

Primero, el EP se publica de la forma mas oportunista que uno pueda imaginar: aprovechando un oportunismo ajeno. Si la reedición de discos (en este caso, Reckoning) aprovechando una efeméride es ya un hecho oportunista en sí mismo, que una discográfica distinta a la de ese lanzamiento (Warner) aproveche el tirón y la promoción de la reedición publicada por A&M es, como diría Stipe, The Final Straw. O la gota que colma el vaso.
Segundo, y no muy importante pero con su aquel. Si se recopilan las canciones que el grupo tocó de Reckoning en el Olympia Theatre de Dublín, ¿por qué coño no está Little America? No es que sea muy tiquismiquis con estas cosas, pero oiga, que solo estoy pidiendo 5 raquíticos cortes.
Tercero, el EP es un adelanto promocional del doble CD R.E.M. Live From the Olympia a publicar en octubre. Ya sé que el EP se vende a un precio bastante asequible, pero "en mi tiempos" estas cosas se llamaban "casette promocional gratuito comprando un pack de Pepsi". Vamos, que no es cuestión de exigir las cosas gratis, es que estás cuatro canciones se van a volver a editar el próximo mes de octubre, y dudo muy mucho que haya algún fan de este planeta interesado es adquirir este EP y no el doble CD. Lo que nos lleva al cuarto y último punto.
¿Existe algún aliciente para adquirir este EP? No, ninguno. En los viejos tiempos los mas fans comprábamos CD Singles con canciones que ya habíamos escuchado y/o teníamos por el simple hecho de tenerlo, por puro coleccionismo. Esto era así porque el CD Single era algo tangible, físico. Pero este Reckoning Live at the Olympia se publica únicamente en formato digital, luego no hay forma alguna de sostener semejante lanzamiento.

Decía al principio que desde que comenzamos con el blog hemos hablado de muchos casacuartos y aún así nuestras reseñas han tendido a lo positivo, pero mucho me temo que en esta ocasión ni un experto en marketing de Warner sería capaz de vendernos la moto. Hablemos claro, Reckoning Songs From the Olympia no es un sacacuartos: es un TIMO. Un sacacuartos lo será en todo caso el doble CD que se publica en octubre y que incluirá estos cortes, pero no esto. Así que, háganse un favor, y no compren esta cosa.