The Minus 5 - Killingsworth

Seguir hablando a estas alturas de The Minus 5 como de un mero entretenimiento entre disco y disco de R.E.M., cuando la banda ya se acerca a la decena de largos y cuando el duo formado por Scott McCaughey y Peter Buck parece un matrimonio mucho mas férreo que el trio formado por este junto a Michael Stipe y Mike Mills, es algo que dejó de tener sentido hace tiempo. Aunque no menos cierto es que en ocasiones se ha echado de menos una dirección mas clara a la hora de guiar sus pasos y ha sobrado cierta sensación de que The Minus 5 es lo que hacen McCaughey y Buck cuando no andan liados con alguno de sus muchos proyectos.

En esta ocasión, y para su ¿séptimo? ¿octavo? disco de estudio parecen haber apostado por un concepto de album mas definido que en el anterior The Gun Album, donde cabía un poco de todo, y nos encontramos un trabajo plagado de medios tiempos y baladas country-rock bastante setenteras donde las guitarras acústicas y la slide guitar son omnipresentes. Quizás, como forma de recuperar el sentido inicial de la banda, como vía de escape de los bastante mas rockeros Young Fresh Fellows, y como reverso del ruidoso y acelerado último disco de R.E.M., del mismo modo que como ya comentaba el killo por aquí In Rock casi parecía una respuesta al tedio de Around the Sun.
También se reduce bastante la lista de artistas invitados, de manera que este Killingsworth casi se convierte en un Down with The Decemberists, dado que son estos los principales acompañantes del duo McCaughey/Buck. Aunque el gran acierto del album es la presencia de unas voces femeninas, responsabilidad de las desconocidas The She Bee Gees, que dan color e iluminan un disco que en ocasiones juega demasiado con la monotonía.

El album comienza con el típico medio tiempo inicial marca de la casa con Dark Hand of Contagion, pero pronto encontraremos elementos de enganche. La jangly guitar de Peter en la notable The Long Hall o las contagiosas y pegadizas The Lurking Barrister y Vintage Violet son buenos ejemplos, donde Scott demuestra que su talento para la melodía sigue intacto y donde funcionan perfectamente las voces femeninas que comentabamos antes y que salvan algunos momentos menos afortunados como Scott Walker's Fault, el tema que canta en este disco Colin Meloy (como ya hizo con la mas conseguida Cemetry Row del The Gun Album).
Mas alto brilla Scott en la muy country I Would Rather Sacrifice You, una vez mas con banjo, slide y un gran trabajo vocal de The She Bee Gees, que hace méritos para situarse como uno de los cortes mas notables de Killingsworth. A la que le sigue el tema escogido para promocionar el album (aunque los tenían mejores) Ambulance Dancehall, con arreglos que recuerdan a algunos momentos de Wilco. Ya en la recta final, Smoke on, Jerry se presenta casi como el tema mas animadillo del disco, con sus palmas y todo, para terminar poco después con Tonight You're Buying Me a Drink, Bub, una balada con el piano como instrumento principal muy del gusto de Scott para concluir discos, con sus bares nocturnos, barras repletas de alcohol y jukebox en la esquina.

Clichés, en fin, al principio y al final de un disco que está pasando bastante mas desapercibido no solo que trabajos como Down with Wilco, sino también que otros como el anterior The Gun Album. Bien es cierto que la menor presencia de artistas invitados, una escasa promoción y muy especialmente, la apuesta por el sonido country por encima de los momentos pop o incluso rock de discos anteriores no juega a su favor. Pero dudo que esto importe especialmente a un Scott McCaughey que, aunque no ha firmado su mejor disco, sigue mostrandose en buena forma, abierto a hacer de cada trabajo una experiencia distinta, y sin fecha de caducidad en el horizonte y ni un mal disco en el camino.


Artículos relacionados:
-
The Minus 5, discografía
- The Gun Album