In the Name of U2

Hace unos días que un compañero nuestro del foro nos pasó un extracto del libro 'At The End of the World' de Bill Flanagan que había sido traducido por la numerosa comunidad de fans de U2. En dicho libro hay una parte en la que Peter Buck, pasa unos días en Las Vegas con los irlandeses. A pesar de haberse publicado en 2003, parece que no existe una traducción al castellano, y mirando por encima la 'amateur' me pareció una pena que nos perdiéramos la oportunidad de ver a Peter como convidado de piedra en el día a día de los irlandeses. El texto está bastante corregido debido a los fallos de traducción, los localismos y algunas partes insustanciales que he resumido.

El libro, si os interesa, lo podeis comprar por unos 10 euros al cambio en cualquier librería online. Tiene más de 500 páginas de las que podeis tomar este extracto como un buen resumen de lo que vais a encontrar en él.





No se puede mostrar la imagen U2 siempre se ha sentido atraido por Las Vegas, un lugar donde impera la religión por las tragaperras, el consumismo y el hecho de representar fielmente a una sociedad decadente. Personalmente creo que en realidad a U2 le gusta tanto las Vegas porque fue el lugar donde conocieron a Frak Sinatra y porque siempre los han tratado a cuerpo de rey en los lujosos hotel-casino donde se han hospedado.

En 1987,  recién publicado The Joshua Tree, U2 disfrutaba de días de gloria con su disco como número uno, con “With or Without You” encabezando la lista de singles y con el grupo en la portada de la revista Time. En ese momento se encontraban en Las Vegas disfrutando de entregas de premios y pagando 25.0000 dólares por ver de cerca a Frank Sinatra.
Cuando un foco iluminó la posición de los irlandeses, el auditorio estalló en aplausos y tuvieron que levantarse a saludar a grandes personalidades como Lyz Taylor o Gregory Peck. Más tarde el propio Sinatra se los llevó al camerino donde estuvieron hablando largo rato, haciendo esperar a famosos que esperaban fuera - como Roger Moore - a los que Sinastra mandó al demonio porque 'estba hablando con U2'.

En 1992, con Clinton habiendo ganado las elecciones por la presidencia de Estados Unidos, U2 aterrizaron de nuevo en Las Vegas llevando consigo al guitarrista de REM, Peter Buck, al que habían convencido para que los acompañara tras encontrárselo en el concierto que acababan de dar en Alabama.

Buck confiesa que es fantástico todo lo que rodea el mundo de U2, pero “me siento algo así como el asistente de Hermann Goering. Siempre estás en una limusina en algún lugar interesante, pero nadie sabe por qué estás ahí. ¡Pero realmente lo disfruto!”.

REM es una banda cuya posición y reputación estaba en ese momento muy cercana a la de U2. A mediados de los años 80, Bono agarró el teléfono y convenció a REM para que los teloneara durante unos conciertos que iban a dar en algunos festivales europeos después de que REM hubiera prometido no abrir nunca mas para nadie, por algunas 'malas experiencias' en actos de este tipo. (Nota Bene: Dato falso y convenientemente maquillado. Las malas experiencias a las que se refiere fueron en realidad las que surgieron en estos conciertos donde los fans de U2 les tiraron botellas llenas de meados.)

Ahí empezó una amistad entre los dos grupos, confirmada cuando Buck y el bajista de REM, Mike Mills, fueron “forzados” a interpretar una versión improvisada de "King of the Road" en la gira de U2.

Tocábamos los decimosegundos según el horario de algunos festivales”, recuerda Buck. “Me acuerdo de que tocábamos a las 11 de la mañana entre la lógica indiferencia de la gente, ya que nadie sabía quienes éramos ni nos habían escuchado antes. Fue divertido porque tocábamos realmente bien y no creo que hiciéramos un mal papel. Lo hicimos muy bien en Dublín, pero en otros festivales recuerdo ver a la gente de espaldas o tumbada mientras estábamos tocando. No estaba tan mal, cuando terminábamos a las 2 de la tarde, podíamos ir a emborracharnos y ver estas otras bandas. Era la primera vez que habíamos hecho algo así.

REM y U2 surgieron a principios de los años 80, y actualmente son casi las únicas bandas que se han mantenido, superando a decenas de grupos — X, Hüsker Du, Gang of Four, The Replacements, The Blasters — que aunque parecían partir con las mismas posibilidades, nunca llegaron tan lejos como REM y U2.

Ninguna de las otras bandas que había cuando aparecimos nosotros llegó a nada al final” dice Buck “he pensado que quizás tuvo algo que ver el no saber evolucionar. Cuando no conoces el pasado, lo más lejos que puedes ir es hasta donde sabes. Usas tu energía juvenil y locura y entonces qué, después es hora de aprender como escribir las canciones y muchas de esas bandas no lo hacían. Recuerdo el año en que U2 empezó a vender discos, de repente todo lo que iba a suceder se volvió algo obvio porque ¿quién más estaba ahí? Tenías la opción de ir a ver a Bon Jovi y ese tipo de bandas – las cuales era obvio que muchos chavales no las escuchaban – o ir a ver a U2 y hasta cierto punto a nosotros. No creí que fueran a vender esa gran cantidad de discos, pero podía ver que existía esa gran diferencia y que U2 definitivamente iban a estar ahí.

A REM realmente no le importaba mucho lo de si íbamos a ser la banda más grande del mundo, pero creo que U2 lo quería hasta un cierto punto. No creo que esa decisión haya cambiado musicalmente su estilo de música pero sí la manera de presentarse ante los demás. Nosotros teníamos otra manera de pensar. Bill Berry, nuestro batería decía 'si quisiera ser famoso, sería el cantante.' Sería mucho más feliz sí no tuviera que salir en la foto promocional de un disco ni dar nunca una entrevista. Si lo pienso bien, yo también actúo de la misma forma, no hacemos muchas fotos promocionales, ni nuestros videos salen mucho en los canales de televisión. No vamos a todos los programas de entrevistas ni  entregamos premios, ni vamos al Rock & Roll Hall of Fame. Hasta hace poco no había hecho nada excepto grabar los CDs, toco cuando quiero, y cuando llega la hora de promocionar el disco, hacemos solo obligatoriamente 3 semanas de promoción y entrevistas."

Le sugerí a Buck que es mejor que U2 tenga esas ambiciones, que dejarle esa exclusividad a Bon Jovi.

”, dice Buck. “Me gusta la gente ambiciosa. Me gusta la gente que vea el objetivo al que quiera llegar y trabajar para ello. Lo que nos diferencia solo es que nuestros objetivos son diferentes.”

Pero Buck no lo sabe eso todavía, pero está a punto de meterse en una encerrona.

Suzanne Doyle llama a la habitación de Buck y le informa que esa noche, durante el concierto de U2, va a presentar un premio de la revista Q a U2 y a otorgárselo en nombre de REM. Peter trata de escabullirse: “no vas a hacerme hacer eso sobre el escenario, ¿verdad?” No, no, lo harán todo en el camerino, con fotos para la revista y un discurso que se grabará en video para presentarlo en la cena de entrega de premios en Londres. Entonces Buck ejerce de maestro de ceremonias  en un camerino decorado con palmeras tiesas, y junto a U2 les toca presentarse uno al otro con el premio. Mientras, Bono entra y sale del personaje The Fly y todos se rien, pidiéndole al cámara que pare la cinta y prepare otra toma.

Como compensación por el paripé, Bono le insiste a Buck para que los acompañe a la pelea de boxeo que se disputa la noche siguiente entre el campeón Evander Holyfield y el joven aspirante Riddick Bowe, por el campeonato de los pesos pesados. Buck nunca había visto una pelea de boxeo y acepta, por su parte U2 espera que sea una experiencia tan emocionante como cuando vieron a Sugar Ray Leonard cinco años atrás. Dentro del estadio, Bono y Buck discuten sobre quién debe sentarse en los mejores asientos. Bono insiste en que Buck se siente delante junto a Edge y Larry, que él aún conserva una buena vista para seguir la pelea algunas filas más arriba. Buck se niega. La gente quiere ver juntos a U2. Bono le dice: "Mira, voy a ir con vosotros hasta los asientos para que nos vean juntos y luego me voy a volver atrás. No quiero estar adelante".

Buck recibe una pequeña parte del reconocimiento que U2  obtiene por aparecer en todas aquellas portadas de discos y videos, al caminar junto a estrellas de Hollywood. Mientras caminan por el pasillo hasta los asientos, todo el mundo lo saluda.  Jack Nicholson mira y dice: "¡Hola, muchachos!" "¡Hola, Jack!" (Nicholson ve a U2 desde la gira The Joshua Tree, y él y Bono pasan tiempo en Hollywood y en Francia.). Bono saluda a sus fieles fans y luego deja a Edge, Larry y Buck. El guitarrista de REM gira a  su izquierda y se presenta al hombre sentado junto a él, que resulta ser Sugar Ray Leonard. Cuando la pelea comienza, Leonard le comenta cada estrategia y cómo se califica cada punto. En palabras de Peter, es la mejor manera de ver tu primera  pelea de boxeo.

En el segundo round, Bowe  encierra a  Holyfield con un golpe bajo que el campeón considera que es ilegal. Holyfield monta en cólera y golpea al joven con puñetazos que suenan como cañones.  La pelea es dura. Buck cierra los ojos. Larry comienza a inquietarse cuando ve a un famoso que esta detrás de él -Sylvester Stallone-, que da un alarido, "¡romperle su puta nariz!" como el matón del colegio. Buck oye que Bruce Willis aulla "¡Mátalo!" y murmura que le gustaría ver a Willis y Stallone en una lucha sangrienta para diversión de millonarios.

Estos asientos se conocen como "el círculo rojo", porque si eres lo suficientemente rico como para sentarte aquí, te rocían con sangre. Al término de la pelea hay un nuevo campeón: Riddick Bowe. Larry, Edge y Buck están desilusionados por haber sido una pelea más sangrienta que técnica. Bono se siente desilusionado cuando se entera que el asiento que cedió a Buck estaba situado al lado del de Sugar Ray.

Los músicos se meten en la limusina y llegan al ring de otro gran “atleta” afroamericano: James Brown. El último show de JB en Las Vegas donde anuncia que tiene un invitado especial en la audiencia a quien invita unirsele en "Sex Machine". Bono acaricia su pelo y Brown anuncia, "¡Magic Johnson!" Todo el mundo enloquece cuando Magic sube y canta con James: “Get up! I feel like a sex machine!”. Bono no ve oportuno que la cante un hombre que tiene el virus del SIDA después de lo que él mismo describió como una vida de promiscuidad. "Que sea una máquina de sexo", dice Bono "pero que use condón al menos".

Cuando el día en el estrellato termina, y los rockeros vuelven al hotel después de estar en un solo día junto a Magic Johnson, James Brown, Sylvester Stallone, Bruce Willis y Jack Nicholson, Bono y Buck hablan de la relación con el nuevo status de estrellas de las que disfrutan los músicos de rock.

(Bono) "Si nos fijamos en cualquiera de las películas viejas de los Stones, donde se registraban en un un hotel en 1972, a pesar de ser la banda más grande del mundo nadie los reconocía. Esto es algo que ya no sucede, todo el mundo ve los videos musicales. No se considera una celebridad a gente vinculada al Rock & roll como nosotros que crecimos tocando en sótanos, y que no nos importaba la apariencia física. En el momento en que te conviertes en un grande, entonces es cuando la gente te reconoce cuando vas a algún sitio. Hoy en día, cuanto tienes tu primer gran éxito, ya estás rodeado de gente trajeada que quiere hacerte un contrato y de estilistas que desean hacerte un peinado moderno. Te ofrecen un modisto que te hace trajes a media de Armani. Es todo muy alucinante”.

(Buck) “R.E.M. no vendió un millón de discos hasta después de haber tocando juntos nueve años así que no me descubres nada que no haya visto antes. Con U2 pasó lo mismo. Ya teníamos éxito más allá de la televisión de lo que de verdad se creía; creo que alrededor de 1985 fue cuando podíamos decir que éramos importantes. Pero aún así, no apostaría que de 25 personas cualesqueira de la calle solo uno te reconozca. Literalmente puedes salir en un video que sea mundialmente famoso y que la gente de otros países sepa cómo eres. Las celebridades del Rock están ahora mucho más cerca de lo que es la farándula tradicional, donde se escribe sobre sus aspectos personales. Los Rolling Stones solo salían en la prensa cuando eran arrestados por escándalos de drogas o alcohol. Ahora leo las crónicas cuando estoy en Nueva York o Los Ángeles donde se dice quién está comiendo, dónde y con quién. Es algo nuevo”.

"Hay muchos músicos que están en ese status por su carrera y otros para intentar averiguar algo acerca de sí mismos" continúa Buck. "La única manera de saber algo sobre tu vida y cómo vivirla es intentar hacer  un montón de cosas diferentes y fracasar en algunas. Probablemente el único fracaso fue U2 fue 'Rattle and Hum'. Estoy seguro que se vendieron diez millones de copias, pero no creo que lograran con él exactamente lo que querían. Y sin embargo, eso es bueno. Les abrió la puerta para hacer algo más.

Buck estaba impresionado por el Zoo TV en varios aspectos: “Seguramente con los años han sido conocidos como un grupo sincero, en mayúsculas. Fue bonito ver como quisieron apartarse de todo eso y volver a empezar de nuevo. Tecnológicamente el espectáculo es asombroso. Como músico estuve pensando, 'Dios, sería tan difícil. ¡Tienes que trabajar bajo una gran presión y con todos los miembros del equipo a la vez!, 'Es decir, si quiero ir al camerino durante una canción y hurgarme la nariz, puedo; hay todo tipo de lugares oscuros. Pero aquí, no te podías relajar en ningún momento, era todo tan rígido. Para mi fue un gran espectáculo, probablemente el mejor que haya visto en un gran estadio.


Artículos Relacionados:
La mejor banda de los 80
Crónica de un incidente aéreo