Artículos


Peter Buck año 57

La primera vez que felicitamos a Peter Buck por su cumpleaños, acababa de cumplir los 49. Hoy cumple 57 y da un poco de vértigo echar la vista atrás y repasar antiguos artículos en los que irónicamente algunos ya le llamaban viejo.  Hoy podemos decir que si no es por él, seguramente este blog tendría menos actualizaciones aún de las que tiene. Sin embargo hoy no pretendo felicitarlo sino aprovechar que la fecha de su nacimiento coincide con un largo puente festivo aquí en España para hacer un pequeño resumen de la actualidad de R.E.M, que viene a ser casi lo mismo que lo último que ha estado haciendo Peter durante 2013.

Lo primero de todo es que, tras su divorcio con Stephany en 2007, Peter se ha vuelto a casar. Lo hizo en Junio con Chloe Johnson con quien ya llevaba tiempo compartiendo sus giras con Robyn Hitchcook y Young Fresh Fellows. Al acto acudieron viejos amigos como Joseph Arthur, The Decemberists, o la plana mayor de R.E.M. incluídos Bill Berry o Michael Stipe y como podéis imaginar, les faltó tiempo para subirse a un escenario y ponerse a tocar viejos temas donde no faltaron Near Wild Heaven, Don't Go Back to Rockville,
Superman e incluso el grupo de Colin Meloy hizo una versión de Champagne Supernova de Oasis!.

Por allí también anduvo Sean Nelson, un músico de Seattle que tocó en Harvey Danger o The Long Winters con quien Peter ha colaborado este año en su disco de debut, Make Good Choices; y al que si el echáis una oreja, seguro que encontráis cierto parecido con ciertas demos de cierto disco veraniego..

Además de eso, como muchos sabréis, Tired Pony ha sacado un nuevo disco llamado Ghost of the Mountain donde vuelve a colaborar Peter y no hace mucho Patterson Hood de Drive by Truckers desveló un tema llamado "Roswell" escrito por Peter e interpretado a pachas entre los dos, que al parecer está inspirado en los años de adolescencia que ambos vivieron en las zonas residenciales del norte de Atlanta. Este tema, según le confesó Peter a Marc Hogan de Spin un mes después de aparecer en Soundcloud, formará parte de su segundo disco en solitario, el sucesor de Peter Buck (2012), que verá la luz el año que viene y se llamará "Salon" y al igual que su debut, sólo saldrá en vinilo.

En cuanto a cosas más cercanas, los fans españoles tuvimos la suerte de que Peter incluyera España como uno de los dos únicos países europeos por los que se pasó en Junio para presentar su primer disco junto a Robyn Hitchcook (seguro que el vino y el sol que tanto le gustan no tuvo nada que ver). Madrid, Barcelona y San Sebastian fueron las elegidas donde la comunión tuvo lugar en pequeñas salas con un ambiente bastante íntimo y con aforo reducido, a las que nos consta que acudió cierto redactor polluno aunque de momento no sepamos mucho más y nos hayamos tenido que conformar con unas cuantas fotos en El Sol y algún que otro video. Como aderezo, durante los conciertos se vendió un single que sacó Missisippi Records al mes siguiente con el título "El rei de los monos presente!" (sic) que incluye dos temas inéditos de estética macaca con los que Peter seguramente pretende homenajear así al mono loco que tocaba el órgano en Houston. Según adelantó el propio Peter en REMhq, sólo se pusieron a la venta 1000 unidades y me consta que se agotaron bastante pronto.

Antes del concierto de Barcelona, Ignacio Juliá de Ruta 66 tuvo la suerte de poder hablar con él y que le concediera una entrevista bastante interesante que fue publicada en el número de Ocubre. Nada que ver con otras de infausto recuerdo. En ella Peter se confiesa a lo largo de 5 páginas, aportando datos bastante interesantes sobre el proceso de grabación de su primer disco, de cómo tuvo que adaptar su voz para poder interpretar los temas, de sus influencias, cómo surgieron las colaboraciones de todos los amigos que aparecen en los créditos y de cómo la disolución de R.E.M. no va a suponer su retiro como músico.

Uno de los aspectos que más me sorprendió fue enterarme que Peter había tenido una lesión en la espalda que le había supuesto un largo periodo de convelecencia (en el cual aprovechó para escribir las letras de sus primeras canciones), que le provocó una importante falta de sensibilidad en los dedos de la mano derecha. Durante cuatro meses, Peter no podía ni atarse los zapatos y su médico le puso en la peor situación posible; que podía no volver a tocar la guitarra. A la vista está que eso no ha sido así aunque ahí ha quedado el caracter sórdido de los temas que surgieron durante esos meses de cama y borrachera.

Sobre R.E.M. cuenta cómo fue el proceso de ruptura, todo lo que hablaron, que ya no querían seguir tocando canciones de hacía 20 años que habían amortizado en todos los lugares y de todas las formas posibles y que en la última gira, donde tocaron casi 100 canciones distintas, tenían la sensación de que todo eso ya lo habían hecho antes. Con Bill, Mike y Michael sigue en contacto aunque les va bien como están y no da ninguna sensación de que vayan a hacer nada juntos a corto y medio plazo.

Vista la actividad de Peter no me extraña. Brindamos por otro año así.

No tengo dinero, uooo

Ahora que estamos en crisis (no solo económica sino creativa) y nos indignamos de las cifras escandalosas que manejan los mercados, el club Bilderberg, Botín y el Pocero... no conviene olvidar que R.E.M. son millonarios. Y lo son porque han vendido muchos discos, porque han salido mucho de gira y la gente ha ido a verlos. Algo así como los futbolistas que han metido muchos goles y la gente ha llenado estadios para verlos. La pregunta que me hice hace tiempo y que ahora os propongo es ¿os imaginais cuánto dinero pueden llegar a tener? o extrapolando ¿cuánto pueden llegar a ganar en una gira o un concierto?.

Antes de empezar a dar datos, conviene recordar que un grupo como R.E.M. parte de un contrato discográfico bastante importante; el primero que firmó con I.R.S. y los dos de Warner,-  uno de 10 millones de dólares (de la época) y el segundo como sabeis de 80 millones -, aunque luego esa cantidad se ve aumentada por diversos conceptos como los royalties o el más importante, los conciertos.

Durante sus 31 años, R.E.M. ha hecho 10 giras oficiales más el tiempo que estuvieron tocando en sus inicios, Little America Tour (84), Preconstruction Tour (85), Pagentry Tour (86), Work Tour (87), Green Tour (89), Monster Tour (95), Up Tour (99), In Time Tour (03), ATS Tour (04-05)  y el Accelerate Tour (08).

De todos ellas, la más exitosa fue la del 95 que fue el momento de máxima popularidad del grupo y cuando más dinero generó por conciertos. Sin embargo no seamos ilusos y vayamos a pensar que el resto de giras por ser más cortas o con menos público, dejaron de ganar mucho más. Comentaba Jill Kipinis en el Billboard Magazine de la última semana de Octubre de 2004 (lo podeis curiosear aquí) que hacer giras cortas no significa dejar de ganar dinero y ponía de ejemplo a R.E.M., que había generado el otoño anterior 6,8 millones de dólares en entradas por 20 conciertos (se refiere a la gira americana del In Time Tour que en realidad tuvo 28 conciertos). Y no solo eso, en 1999 generaron 6,3 millones de dólares por los 18 conciertos (que realmente fueron 23) de la parte americana del Up Tour. Lo jugoso viene cuando habla de las cifras del Monter Tour, nada menos que 47,4 millones de dólares contabilizados en entradas y solo para 75 conciertos de la gira americana (en total dieron 130 conciertos pero podían haber sido más ya que cancelaron 41 fechas por lo de Bill y 7 más por la apendicitis de Mike) de los cuales 45 (el 60% que se dice pronto) colgaron el cartel de no hay entradas. En la sección de charts de los foros de ukmix.org hicieron una interpolación y calcularon que toda la gira generó 94,6 millones de dólares con una asistencia de más de 2,8 millones de espectadores. Es decir que, descontando los honorarios de los promotores, R.E.M. había ganado en una gira lo mismo que le había pagado Warner por 5 discos.

Como curiosidad en el mismo foro comentaban algunos aspectos de los conciertos que Billboard tenía contabilizados donde se ve que la cifra recaudada variaba bastante entre USA y Europa. En su patria hicieron 2 vueltas, una primera donde solían generar 750 mil dólares por concierto con picos en las ciudades más pobladas como Nueva York de 2 millones o Illinois con 1,6 y una segunda a finales de año donde la cifra bajó significativamente hasta el medio millón. En Europa la cifra se disparaba: 4,8 millones por los dos conciertos de Milton Keynes, 3,2 por el de Slane Castle, más de 2 millones por cualquier concierto en UK.... si nos ponemos a contar la cifra que sale es mareante.

Y tampoco os creais que el último Tour de R.E.M. ha ido muy mal ¿eh? Billboard recogía que la recaudación de algunos conciertos americanos iba desde los 950 mil de Nueva York hasta los 465 mil de Mansfield. Y en la gira del In Time el concierto de Hyde Park con 80.852 espectadores fue el más multitudinario de la gira y el 48º de la historia según Billboard si solo tenemos en cuenta USA y UK y obviamos festivales y conciertos gratuitos (Slane Castle aparece el 60º con 78.000 espectadores)

Sumad sumad malditos. Y luego pasaros por aquí y dejad un recadito en los comentarios.


Una nueva prensa musical

Si Tomás, ese cirujano checoslovaco de la novela fetiche de Milan Kundera, viviera hoy sin duda seria periodisto. No uno de esos robots que escriben y hablan siguiendo pautas inquebrantables, ni tampoco uno que se documentara extensamente antes de escribir algo aunque fueran un par de párrafos, no. Tomás sería un periodisto moderno, uno que aprovechando el caos y el desorden de sus infravalorados lectores daría rienda suelta a su adulterio moral y tras separar el grano de la paja, publicaría la paja.

Y toda esta cursilería para qué os estareis preguntando. Pues viene a cuento del tratamiento que los aprendices de Tomás le están dando a la separación de R.E.M.. Las últimas semanas, dentro de la ristra de inevitables epitafios de rigor, hay algunos que destacan por mostrar unos obituarios que parecen escritos con ácido bórico, hablando de peleas, riñas, problemas económicos, futuras reuniones, el tumblr de Stipe... Y cuando tienen la oportunidad de hablar con ellos y hacer balance de sus treinta y un años de carrera se ponen a hablar de Bush, de Obama y de política internacional. Me recuerda a la pobre Montserrat del Amo a la hicimos viajar 600 Kms para participar en un libro-forum en mi instituto y luego la gente no le preguntó nada sobre su libro o cuando Ana María Matute vino a la universidad a dar una charla y estaba la mujer sola en la recepción mirando a su alrededor sin que nadie la reconociera. 'What a sad parade'.

¿Trabaja usted en algún medio al que le han mandado escribir algo sobre la separación de R.E.M. y no sabe por dónde empezar? No se preocupe, léase ésto, ésto y ésto y olvídese de Tomás y sus voceríos, no le dé sacra credibilidad a ese que ha puesto un enlace en los comentarios de una noticia o en el foro de su web antes de terminar de leerlo, no anteponga el SEO de su web en Google por querer publicar algo antes que nadie sin contrastarlo, no dé una imagen frívola de su medio y busque el morbo que mire lo mal que le va a Jordi González últimamente.

Collapse Into Now Film Project

Hace unos días os hablábamos del Collapse Into Now Film Project y de como esto iba a suponer que todas las canciones del nuevo disco de R.E.M. estarían acompañadas de su correspondiente video. De igual modo, comentábamos los resultados desiguales de todo lo que iba saliendo y nos quedábamos con la duda de si los resultados merecerían la pena.

Bien, en los últimos días se han sumado otros tres vídeos a este proyecto con los que ir despejando dudas. El primero, el de
Alligator_Aviator_Autopilor_Antimatter lo dirige Lance Bang, que ya trabajó con el grupo en el vídeo de How the West Was Won and Where It Got Us, y que es seguramente lo más cercano a un clip comercial que vamos a ver en este proyecto. Y no precisamente por el despliegue de medios, sino por la presencia del propio Michael luciendo disfraces y la aparición de Peaches junto a este (también estrafalaria, pero en realidad nada fuera de lo normal en ella). El de Oh My Heart lo dirige Jem Cohen, quizás el director que más veces ha trabajado con R.E.M., y es tan típicamente Jem Cohen que podría haberlo realizado con un generador automático de vídeos de Jem Cohen. Por último, el de Walk It Back, no solo es el peor del lote, sino que detrás de él casi parece estar la pretensión de hacer el peor videoclip de todos los tiempos. Lo dirige la artista Sophie Calle y se resume en esto: una chica bailando en un parking, una mosca sobre la carta de un restaurante y un caballo meando. Literalmente. Así que no sorprende que no lo hayan enlazado ni en la propia web del grupo.

Nosotros vamos a seguir informandoos según vayan saliendo nuevos vídeos de este Collapse Into Now Film Project, bien a través de este blog, o de nuestro
Twitter, Facebook y/o foros. Pero para tenerlo todo más ordenado y localizable hemos pensado en utilizar esta entrada como recopilatorio de todos estos videos, de manera que, a continuación, y si pinchais en el "leer más" encontraréis todos los videos que han ido saliendo hasta el momento, así como se irán añadiendo aquellos que vayan saliendo hasta completar todo el disco. Y no solo eso, sino que al final encontraréis también los "live in studio" que el grupo rodó en los estudios Hansa de Berlín, parece ser que siete en total, de los que en el momento en que escribo esto han salido seis.

Los tenéis todos a continuación: Leer más

Un disco feliz

Como en ese distópico mundo donde las emociones se perdieron y fueron sustituidas por sucedáneos, los seres humanos somos bombardeados con mensajes condicionantes sobre música sintética aunque a diferencia de la historia original, en un estado distinto al embrionario. El lanzamiento de Collapse Into Now ha servido para confirmar una vez más - por si no estaba ya lo suficientemente claro-, la degradación del mensaje con el que los medios tratan de llegar a su público.

Durante la última semana, a través de los medios nacionales más variopintos hemos sido testigos de cómo los Alfa-más se han limitado a despachar el nuevo disco de REM con el mismo publireportaje con el que nos brindaron en Accelerate, en Around the Sun y en Reveal (Up sigue siendo el último disco que tuvo una promoción decente). Los Beta-más de uniformes verdes han servido de voceros de los primeros en el medio digital, diluyendo aún más si cabe un mensaje ahora transformado en un reclamo comercial aderezado con toques de Wikipedia. Los últimos de la cadena, los pobres Épsilon condicionados para disfrutar de la mierda disfrazada con ínfulas intelectuales resumen el resumen en cuatro líneas donde todo se mezcla.

La salida de un disco de tu grupo favorito es para un servidor un periodo parecido a la Navidad para Ebenezer Scrooge o el día del cumpleaños de Norma Desmond. Una reunión donde los invitados se dan todos palmaditas en el hombro por un día y donde se cuentan batallitas que se olvidarán solo hasta el año siguiente. Estos días he vuelto a leer a Michael Stipe  hablando de Obama, de su homosexualidad o de Bill Berry como si fuera un famoso contando trivialidades en la Noria; una ración triple de soma idiotizante visto el amplio recorrido que ya tiene ese discurso. ¿Y del nuevo disco qué ha dicho? ... ¿a alguien le importa?


Collapse Into Now - Primera impresiones

Primerísimas impresiones, ojo, después de un par de escuchas. Aunque el hecho de conocer medio disco desde hace semanas (algunas canciones desde hace meses) y los samples del iTunes de este fin de semana han ayudado a la hora de digerir este aperitivo.

No es mi intención hablar tan pronto de canciones ni de emitir veredictos, así que vamos con algunos aspectos clave. La primera sensación es que este Collapse Into Now es un álbum mucho más trabajado y desarrollado que Accelerate, donde la banda apostó por la inmediatez y la rapidez y les quedó un disco tan crudo que a algunos fans se les llegó a atragantar (aunque no fuese mi caso). En esta ocasión R.E.M. no solo han apostado por un disco bastante más variado, sino más elaborado, y esto es algo especialmente apreciable al encontrarnos con muchos más riffs, punteos, puentes y arreglos de todo tipo en las canciones, especialmente en los medios tiempos y los números más acústicos y reposados, donde los desarrollos instrumentales son notables, pero sin matar nunca a la melodía o enterrar la canción. Hay exuberancia, pero nitidez, no aquella amalgama sobreproducida de algunas canciones de Reveal. Esto es algo muy apreciable en temas que ya conocíamos como Überlin, Oh My Heart o It Happened Today, pero también en las que quedaban por escuchar. En fin, que tiene muchas papeletas para gustar a aquellos a los que no convenció Accelerate.

Eso sí, de aquel rescatan muchas de sus virtudes, especialmente en lo relativo a la concisión y el orden. Las canciones vuelven a ser especialmente cortas, algunas casi miniaturas como That Someone is You, y a otras prefieren no añadirles una tercera estrofa/tercer estribillo si no es necesario. Y la secuenciación, una vez más, perfecta. El disco se digiere en un suspiro y no se hace largo. De igual modo, las canciones más rockeras son herederas directas del anterior trabajado de R.E.M. y brillan especialmente dos pelotazos como All the Best y Alligator_Aviator_Autopilot_Antimatter. En cuanto a las diferencias respecto a Accelerate, aparte de las ya citadas, la voz de Michael, que ha optado por volver a producirla, con resultado mejores y peores o simples y lógicos retoques según la ocasión.

Termino ya con algunos apuntes rápidos que ya me he extendido más que alguna cosa que he visto por ahí. El disco es inmediato y accesible, con dos o tres canciones que también podrían ser singles aparte de las cinco ya publicadas. La cara A me ha parecido casi impecable, mejor que la B, aunque el final del álbum, con Marlon Brando y Blue, es grande y emotivo. Hay un par de canciones, Everyday is Yours to Win y Walk It Back, que me tenían predisposicionado en contra y así de primeras una me ha gustado bastante y la otra me ha parecido bastante prescindible, aunque no es momento ni de decir cual es cual. Y que hay poca novedad, o ninguna (¿autohomenaje?), pero el disco no suena artificial, sino enérgico o cálido dependiendo del momento.

La semana que viene reseñamos y profundizamos, pero intuimos que el disco gustará a la gran mayoría de fans. Veremos...

¿Están R.E.M. diciendo adiós?

En el verano de 1996 R.E.M. atravesaban un momento extraño. Los dos últimos años no habían sido fáciles, el Monster Tour les había pasado una factura física y psíquica considerable, Bill Berry tenía pierna y media fuera de la banda, su mánager de toda la vida, Jefferson Holt, se había visto obligado a abandar el grupo, y con el recien grabado New Adventures in Hi-Fi terminaban contrato discográfico. R.E.M. se encontraban, en fin, en uno de esos momentos inciertos en cuanto al futuro de una banda, pero para Warner Music los de Stipe y cía eran su mejor apuesta a la hora de crear unos U2 americanos que les reportaran millones de discos vendidos con cada nuevo lanzamiento. Out of Time había vendido unos 10 millones de álbumes, Automatic for the People, con un primer single como Drive, otro tanto, y Monster, pese al radical giro estilístico, poco menos. Puede que no fuese el mejor momento para el grupo, pero la discográfica no podía permitirse dejar escapar semejante oportunidad y no dudó en hacer todo lo posible en blindar un contrato que obligase a la banda a seguir en su casa durante muchos años. ¿El resultado? La firma del contrato discográfico más multimillonario de la historia: cinco nuevos álbumes de R.E.M. por 80 abultadísimos millones de dólares de la época. A comienzos de septiembre de 1996 Warner Music publicaba el último de los discos del anterior contrato de R.E.M. y puedo recordar cuñas de radio que, literalmente, rezaban "la banda más grandes del mundo tiene nuevo disco". Pero la situación interna del grupo no estaba para lanzamientos y, al igual que en este 2011, no solo no hubo gira, sino que las actuaciones promocionales brillaron por su ausencia y solo Mike se molestó en ofrecer algunas entrevistas y hacer una fugaz gira europea para hablar del lanzamiento en las radios y prensa del viejo continente.

A pesar de todo, el grupo fue lo suficientemente disciplinado como para rodar cuatro videos comerciales (lo último que hizo Berry en R.E.M., por cierto) y ni siquiera el abandono de su batería les hizo desistir. Completarían su contrato discográfico costase lo que costase.

En este 2011 nos encontramos ante un momento similar. No hay gira, no hay ni parece que vaya a haber actuaciones promocionales, y en cuanto a R.E.M. solo Mike parece tener cierto interés en hablar del disco, mientras Michael ha destacado por un mutismo absoluto. Pero la situación no es la misma. Las ventas de R.E.M. cayeron en picado disco a disco, la banda nunca tuvo la menor pretensión de ser "la banda más grande del mundo" que quería Warner y, para rematar, la industria discográfica se ha hundido como nadie podría haber imaginado hace 15 años. Y es que, pese al tiempo pasado, ni siquiera a la estrella más rutilante de la casa discográfica podrían pagarle hoy día esos 80 millones de dólares. No digamos ya a los R.E.M. del siglo XXI. Entonces, ¿qué es lo que va a pasar ahora? Veamos lo que decía Mike en una de estas escasas entrevistas:

We've certainly given it some thought. It's a strange time in the music world. The industry as we know it is gone. The paradigm has shifted. It is the end of our contract with Warner Brothers soon. Our options are limitless. We can do everything or we can do nothing. Right now we are focused on this record and helping it do whatever it can and we'll see where we go from here. We just really don't know.

O dicho de otro modo, ni los propios R.E.M. lo saben, pero podemos sacar algunas cosas en claro. El grupo ha estado prácticamente separado desde que terminaron de grabar Collapse Into Now el pasado verano en Berlín. Allí terminaron de grabar las canciones, llamaron a su amigo Dominic deJoseph para rodar un par de videos comerciales bastante improvisados (el de MSLH y parece ser que otro para Alligator Aviator Autopilot Antimatter), otros siete en directo, y algunas pequeñas piezas documentales. Las exclusivas que han publicado algunos medios como Q Magazine también tuvieron lugar allí, en los famosos Hansa Studios de la capital alemana y, visto en perspectiva, parece que la intención del grupo era dejarlo todo atado y bien atado. Disco terminado, promoción terminada. Por si a alguien le queda alguna duda conviene recordar que Peter sale de gira con uno de sus proyectos, The Baseball Project, en las mismas fechas en que se publica lo nuevo de R.E.M. Sobran las palabras.

¿Y a qué apunta todo esto? Bueno, si a todo lo anterior sumamos que Ethan Kaplan, creador de Murmurs, la página más importante de la red sobre R.E.M. y empleado de Warner Music ha decidido abandonar la discográfica lo más lógico es pensar que los de Athens han decidido decir adiós a la que ha sido su casa desde hace casi 25 años. No dejan de ser simples especulaciones, ojo, pero a dos semanas del lanzamiento de Collapse into Now no ha habido novedad alguna en ese aspecto. Sin duda nos perdemos muchísimos detalles, y seguramente hasta que algún cronista indague en alguna futura biografía sobre la banda y nos cuente con más detalle, desde fuera lo único que alcanzamos a ver es un "esto es que lo hay" claro por parte del grupo a Warner y el desinterés posterior de estos en el nuevo lanzamiento de la banda que iba a ser la más grande del mundo.

Seguimos con las preguntas. ¿Significa esto el final de R.E.M.? Bueno, volvamos a ese "We can do everything or we can do nothing" de Mike y concluyamos que eso, ahora mismo, no lo saben ni ellos. Que R.E.M. están en este momento en un solitario momento de reflexión y que, probablemente, no se plantearán su futuro inmediato hasta dentro de un tiempo. Ya le gustaría a Warner vender Collapse Into Now como el último disco de la que iba a ser la banda más grande del mundo, pero supongo que ellos no les van a dar ese gusto.

En cualquier caso, el título del nuevo lanzamiento de R.E.M. no parece casual, y si lo que están haciendo es "cumplimentar compromisos contractuales" como hicieron Los Planetas de Contra la ley de la gravedad conviene no olvidar que, al fina,l siguieron sacando discos en la misma compañía discográfica y que ahí los tienes, vivos y en activo. Tampoco creo que la historia de R.E.M. termine con una simple nota de prensa anunciando el final, y estoy convencido de que, en el peor de los casos, volveremos a ver a la banda que más nos gusta (¿o nos gustó?) del mundo sobre un escenario.
Espero no estar equivocado.

Bendito atraso


Casualidad o no, en los últimos tiempos, los caminos de REM y Radiohead han tocado muchos puntos en común. ¿Recordais cuando, previo a la salida de Accelerate, los de Oxford lanzaron 'In Rainbows' de manera gratuita? Por aquel entonces especulaba yo con la posibilidad de que REM hiciera lo mismo una vez que finalizara su contrato con Warner, es decir para el disco posterior a Collapse into Now. A pesar de que esta posibilidad tenía sus defensores y sus detractores  nunca me imaginé que la historia se repetiría tres años después y que esta vez dejaría en evidencia al grupo.

Cojamos aire. Radiohead - luego le siguieron otros - en 2007 permitió la descarga gratuita de su disco por una cantidad simbólica. REM en 2011 ha dejado que la mitad de su disco se filtre de manera gratuita. En menos de un mes se han filtrado Discovered , It Happened Today, Oh My HeartMine Smells like Honey y Überlin.

La estrategia promocional es clara. La pregunta es ¿es efectiva? ¿tiene sentido regalar medio disco seguido y luego pasarse un mes sin noticias justo antes de la fecha de lanzamiento? ¿tiene sentido el lio que han formado con los singles en USA y Europa? es más ¿pueden ser considerados singles teniendo en cuenta que se trata de temas sueltos y que los únicos que se han atrevido a añadir algo son los alemanes que han acompañado el single de Oh my Heart con una cara B instrumental inédita? aún más ¿tiene sentido venderlos en tiendas digitales sin nungún tipo de valor añadido después de haberlas regalado y cuando están disponibles en Youtube o Spotify? Solo encuentro una respuesta para tantas pretguntas y esta no es afirmativa.

REM ha jugado a imitar a otros, a ir por detrás, y ha perdido. Su último video es la mejor prueba de ello. Cuesta creer que hace dos años eligieran una estrategia promocional tan simple y tan efectiva como fue Ninetynights con la que estuvimos tres meses pendientes de una web que ofrecía pequeños clips con los que fantaseábamos, a la vez que los bautizábamos como tal o cual tema y que luego tuvieramos la agradable sorpresa de encontrarnos el documental de Vincent Moon con la edición especial del disco. Es decir, un valor añadido que no olvidemos ya habiamos visto, que había cumplido perfectamente su función y por el que pasabamos por caja encantados a pesar de que alguno lo tenía en su disco duro. ¿Cual es ahora el caramelo? Ninguno. No hay noticias de caras B, ni de singles físicos, ni de promociones en TVs, ni de visitas ni de nada. Un mes sacando temas con cuentagotas es toda la promoción que hemos visto hasta ahora y lo único que se sale del tiesto, las remezclas de It Happened Today no deja de ser una repetición de lo que hicieron en Accelerate con el video de Supernatural Superserious.

Hoy mismo Radiohead anuncia un nuevo disco. Saldrá a la venta este sábado, todo el disco así sin avisar. Estrategia promocional clara (y novedosa) ¿Efectiva? sin duda. ¿La prueba? La que sigue. Nadie duda que Collapse Into Now se filtrará antes del dia 7 de Marzo, algunos apuestan que lo hará la semana que viene, justo cuando Radiohead lance su disco. Pues bien, ¿alguien adivina, habiendo utilizado dos estrategias de promoción tan distintas,  cual va a marcar la diferencia en la blogosfera?

Preaparos porque quizás el proximo disco de REM llegue sin avisar.

Actualización (16 Febrero): En
REMring
se hacen eco hoy mismo de este tema (parece que Zim nos lea xD) añadiendo a PJ Harvey en la ecuación que ha tenido una forma de filtrar canciones de Let Englahd Shake parecida a la de REM.

La promoción de Radiohead es una mierda comparación con la de REM que tiene meses de preparación. La gente de Warner Brothers, se habrá pasado horas en habitaciones llenas de pizarras en las paredes realizando estrategias sobre cómo hacer que Collapse Into Now se venda como un gran disco con frases como "La vuelta a los orígenes" o "El regreso del clásico sonido de siempre" (...) en cómo colocar reviews en revistas como Spin antes que el disco salga para persuadir a los fans de su calidad (...) mientras REM hace lo mismo que hace siempre: Peter dice que es el mejor album que han hecho, Michael no dice nada y retazos sueltos salen de un Mike semidesaparecido.
 
Tenemos que dejar de pensar en los métodos tradicionales de promoción de discos. Radiohead está demostrando que hay más de una forma de hacer las cosas para grupos que venden mucho y que creen que para vender su mierda, hay que estar 3 meses hinchando el hype.

Sea lo que sea, ahora que ya no hay singles, caras B, giras o notas de prensa, tenemos que empezar desde cero sin ideas preconcebidas.



Activos devaluados

Hubo un tiempo en que a REM se les consideraba un grupo 'activista'. Pasaran por donde pasaran recibían los apelativos de ecologistas, opositores de la política estadounidense, de la china, de la violencia, las masacres, el racismo, la homofobia.. y todo eso lo plasmaban en sus temas. Su cancionero tiene algunos de los himnos generacionales anti-pongaustedloquequiera más personales de su generación, lo que ha hecho que desde un punto de vista externo, el mensaje de los mismos no se haya desgastado. Conseguir perdurar a base de no ser lo suficientemente explícito sobre lo que se quiere decir es la base para evitar el desgaste y las modas, sin embargo con el paso del tiempo esa ambigüedad parece haberse diluido demasiado.

La parte activista de REM siempre ha tenido dos caras. La personal, donde ponen su cara en eventos como el Vote for Change, el Tibetan Freedom Concert, en el Live 8 por África, donde apoyaban a políticos como Obama, Kerry, Dukakis o Doug Haines, denuncian la situación de activistas secuestrados como San Suu Kyi, se metían en el fango por el Katrina o realizaban campañas de colaboración con Oxfam Internacional. La artística donde denunciaban la destrucción del ecosistema de los indios en Cuyahoga, la lluvia ácida en Fall on Me, las intervenciones militares de Estados Unidos en Welcome to the Occupation y Flowers of Guatemala, el papel de los políticos en World Leader Pretend o Ignoreland, las persecuciones políticas en Exhuming McCarthy, las penurias del colectivo homosexual en Monty Got a Raw Deal o le daban otro enfoque a viejos temas para adecuarlos a alguna causa como Talk About the Passion o I Believe. El ávido observador ya se habrá dado cuenta de los temas más representativos de esta categoría tienen bastantes lustros así que la pregunta es ¿podemos esperar alguna denuncia sobre algún suceso reciente en alguna canción que esté por venir?

La última vez que aparecieron temas peliagudos en las letras de Michael fue en la época de Around the Sun. Prácticamente desde Monster no había una referencia clara a un sentimiento de 'enfado' por parte del grupo. La invasión de Irak pareció ser el detonante y esa breve rebeldía se plasmó en un lúgrube tema aparecido en REMhq en 2003 llamado Final Straw donde Stipe recitaba solemnemente con voz quebrada, frases que aparcaban el doble sentido e iban directo a lo que estaba sucediendo sin atajos, acompañado de una simple guitarra acústica y un estruendo de percusión dosificado hacia los momentos donde más impacto tenían. Un brillante comienzo que debutó ese mismo verano en la gira del In Time y que se difuminó enormemente en la mezcla final de Around the Sun un año después junto a otro puñado de temas reivindicativos que invitaban más a la autocompasión que a la reflexión. Sin embargo se guardaron una bala en la recámara llamada Until the Day is Done que a pesar de que encajaba mejor en Around the Sun que otras, se acabó incluyendo en un disco tan desenfadado como Accelerate donde su mensaje se volvía a perder entre alaridos y guitarras eléctricas. Su mensaje quedaba minimizado pues de manera consciente, condenado al ostracismo de ser el cuarto single y de aparecer solo en formato digital sin ningún extra. Su pareja de baile en Accelerate fue Mr Richards a la que hay que reconocerle el mérito de saber jugar al despiste tan bien que al final pocos saben que bajo esa inocente letra se encuentra Dick Cheney. De nuevo se oculta y se disfraza contenido sensible pero ¿por qué?

Seguramente REM saque su próximo disco el año que viene, quizás tenga una canción llamada 'Love Boat' o 'Wall Street' o 'Dirty Water' que recuerden vagamente a lo que ha pasado en los últimos tiempos. Ser testigo de los eventos actuales es fácil pero enarbolar la bandera de las causas perdidas puede acabar quemando si se abusa de la retórica. REM siempre han dosificado bastante bien este aspecto hasta el punto de preguntarme ¿queda algo por rascar?

Momentos REM

Ayer, mientras caminaba por un polígono industrial de un pueblo del interior comprobaba los efectos de la crisis: empresas cerradas, gente empaquetando, parques móviles desiertos, trailers parados, naves sin actividad, carteles de 'se traspasa', farolas llenas de anuncios de toda clase con todas las pestañas de teléfonos de contacto sin arrancar, una pareja revolviendo en un contenedor de basura y sacando un ramillete de flores mustias como único botín... Solo había una empresa abierta en la calle donde me encontraba - de distribución de tiendas de baratillo - que tenía un camión con las puertas traseras abiertas, supongo que descargando (o cargando) aunque sin nadie alrededor. Lo único que se escuchaba por el polígono era un eco fantasmal que provenía de una radio que había sonando en el interior de la nave y que se filtraba a través de una puerta corredera semiabierta. Y la canción que sonaba no podía ser más elocuente... Shinny Happy People.


Más momentos REM.

Lo mejor de la década

Quedan 3 meses para que se acabe una década musical (la otra nos acompañará un añito más) y es el momento de echar la vista atrás y repasar lo que nos ha deparado el periodo 2000-2009. Últimamente lo están haciendo todos los medios, como si fuera un meme, con diversos formatos de distinta índole: los mejores discos de la década, los mejores grupos de la década, las mejores canciones de la década, los mejores zurullos de la década... La lista es larga, sobre todo a los que le da por hacer clasificaciones enormes de 500 puestos, aunque en todas hay un denominador común: no hay nada de REM.

La verdad es que no me sorprende, el último gran disco de REM se publicó en el 98 e irónicamente no apareció en ninguna lista de los 90 al tener que pelear con los grandes pesos pesados de la banda en esa época. Además este tipo de listas suele tener un marcado estilo 'snob', alabando los primeros discos de bandas que no han demostrado nada y denostando, salvo excepciones, los de las bandas consolidadas. Sin embargo, sobre el papel y sin caer en exceso en la falta de criterio que conllevan estas cosas, podríamos hacer una retrospectiva bastante fidedigna.

Discos: REM ha sacado 3 discos de estudio en 10 años, un entretiempo para algunos bastante dilatado. No creo que ni Reveal (2001), ni Around the Sun (2004) ni Accelerate (2008) hayan revolucionado el espectro musical de la década ni vayan a pasar a la historia. Se trata más bien de trabajos de contención, y aquí quien no arriesga no gana.
Recopilatorios: In Time (2003) y And I Feel Fine... (2006). En este apartado, debido a los derechos de las discográficas, nunca (¿nunca?) podremos ver un recopilatorio que englobe las épocas de IRS y Warner en un mismo pack. In Time peca de llegar demasiado pronto y de tener temas de relleno mientras que And I Feel Fine, al tratarse de una época cerrada, sí que tiene visos de poder optar a colarse en alguna lista de mejores recopilatorios. Lo cual no dejaría de ser irónico porque serían canciones de hace 20 años, no de la década actual.
Discos en directo: Otros dos, además los primeros de su discografía. REM Live (2007) y el inminente Live at The Olympia (2009). El primero es bastante corriente mientras que el segundo por falta de tiempo no va a poder entrar seguramente en ninguna clasificación. Aún así nosotros estaremos atentos a reseñarlo.
Giras: En 3 ocasiones REM ha cargado sus bártulos por medio mundo, en 2003 con la gira del In Time, en 2004-2005 con la del Around the Sun y en 2007-2008 con la de Accelerate. En su conjunto las giras de REM siempre rayan el notable, conciertos de casi 25 temas con un repertorio global que supera los 75, algo que no pueden decir muchos grupos que repiten noche tras noche el mismo espectáculo y parece que estén haciendo lo mejor del mundo. El aspecto visual tampoco es muy espectacular pero sí resultón, algo que ya discutimos en el foro hace un tiempo. La gira del In Time ha sido con diferencia la que más ha gustado de las tres por muchas razones.
Singles: Aquí nos encontramos nada menos que 14 singles, algunos de los cuales no pertenecen a ningún disco de estudio. Por orden cronológico serían Imitation of Life (2001), All the Way To Reno (2001), I'll Take the Rain (2001), Bad Day (2003), Animal (2004), Leaving New York (2004), Aftermath (2004), Electron Blue (2005), Wanderlust (2005), #9 Dream (2007), Supernatural Superserious (2008), Hollow Man
(2008), Man Sized Wreath (2008) y Until the Day is Done (2008). Aunque los tiempos han cambiado y la distribución de copias físicas no es la misma hace 10 años que ahora, creo que hay 2 singles que por su conjunto destacan sobre el resto, el de Imitation of Life y el de Bad Day, ambos con 4 temas de gran calidad, sin caer en los típicos directos de relleno como caras B y con una duración que no tiene nada que envidiar a muchos EPs.
Videos: 12 videos que vienen a ser todos los singles menos #9 Dream, y los de algunos de sus últimos sencillos que han sido en realidad refritos de conciertos, lanzados únicamente de manera digital o incluidos en CDs promocionales. De nuevo vuelven a destacar los videos de Imitation of Life que tanto dio que hablar en su día y el de Bad Day. Ambos están muy bien hechos, con dos canciones a la altura que acompañan bastante bien aunque el de Imitation of Life tiene a su favor ese toque de originalidad que solo está a la altura de los grandes. Nominación imprescindible.
Canciones: ¿Merece alguna de las 36 canciones de sus discos, descartes aparte, el honor de estar incluida entre las mejores de la década? o dicho de otra manera ¿Cual es la mejor canción de la década de REM? Hagan sus apuestas en los comentarios, yo me mojo ahora mismo: The Lifting.

Les Paul, las fábulas y Peter Buck

La muerte el pasado 13 de agosto de Les Paul, el padre de la guitarra eléctrica tal y como la conocemos, me hizo recordar un pasaje de la historia del grupo en el que ambos coincidieron. Sirva de homenaje al genio.

Se trata de la gala de los College Music Journal Awards, el 9 de noviembre de 1985 en el Beacon Theater de Nueva York. El killo en su momento ya publicó
una perla referida a estos premios
. Les Paul fue el encargado de dar el premio al mejor álbum del año. Dire Straits (Brothers in Arms), The Replacements (Let it Be), U2 (The Unforgettable Fire), Talking Heads (Little Creatures) y R.E.M. (Fables of the Reconstruction) eran los nominados y R.E.M. subió al escenario a recoger el premio. Este es el momento.



Además del premio, R.E.M. actuó aquella noche y lo cierto es que aquel concierto pasó a la historia por Peter Buck. Después de un set acústico (
The Wayward Wind, Driver 8, Dream (All I Have To Do Is), Angel, una pre-versión de lo que después sería Swan Swan H, Time After Time (Annelise), (Don't Go Back To) Rockville, con Mills al piano, Peter Holsapple a la guitarra y Susanna Hoffs de The Bangles haciendo coros y acabando con Tired Of Singing Trouble), la banda inició la parte eléctrica. Aquí empezó el drama. Tras hacer Feeling Gravitys Pull y Second Guessing, el grupo empezó con Can't Get There From Here. En ese momento, la guitarra de Peter salió volando del escenario hacia un lado, mientras Peter salía por el otro. El caos se apoderó del momento, y Stipe intentó arreglarlo con una versión a capella de Moon River. Peter explicó: "Nadie podía oir nada durante el set eléctrico. Así que me fui al tipo de la mesa y le dije, "oye tío, los monitores no funcionan", y el fulano va y me contesta: "Hey, yo ya he terminado de trabajar", así que le dije: "Que te jodan", y le tiré la guitarra a la cabeza, a ver si aplastaba a aquel gilipollas. Se suponía que nosotros éramos los grandes invitados de aquella cosa, y si a ellos no les importaba que los monitores no sonaran, a mi tampoco me importaba dejar de tocar."

¿Carácter o poca profesionalidad? En todo caso, Peter Buck en su máxima expresión.

Otros mensajes en Artículos